Subir y bajar escaleras para un niño de quince meses

Cada día que pasa, nuestro hijo se plantea nuevos retos y subir y bajar escaleras es uno de los últimos.

subir y bajar escaleras

Ya lo venía intentando cuando sólo gateaba, se ve que las “alturas” le llamaban la atención y quería “conquistarlas”. Pero es que ahora, que ve que sabe andar, que casi corre con equilibrio total y se mueve con mucha más autonomía, subir y bajar cualquier escalera que se le ponga por delante es todo un desafío.

Lo que está claro es que es inevitable que lo intente en algún momento así que lo mejor que se puede hacer es servirle de tutor, de apoyo continuo. De paso, conseguiremos vigilarle y evitar riesgos.Subir es más sencillo que bajar. Ellos mismos lo ven porque cuando bajan se les ve mucho más inseguros que cuando suben.

subir y bajar

Nuestro hijo, desde casi el principio, ha sido bastante disciplinado. Nos daba la mano cuando se lo decíamos, se agarraba de las barandillas y siempre sube y baja siguiendo las mismas pautas en cuanto al orden en que mover los pies para cada tipo de movimiento. Nunca hay que forzarle a hacer nada, en cuanto muestre cierto respeto o incluso miedo, hay que parar.Por supuesto, hay que verbalizar lo que va haciendo, es decir, hay que decirle que ahora sube un pie, luego el otro y siempre conviene terminar con alabanzas a su “gran logro” cuando consiga sus metas, ya sea escalón a escalón o todas las escaleras al completo.

Si los escalones no son muy altos al inicio de sus ejercicios de subir y bajar, mejor. Una mayor altura en los escalones le hará ver una dificultad añadida que igual le echa un poco para atrás a la hora de conseguir sus objetivos.

subir las escaleras

Y, sobre todo, hay que tomarse esto de subir y bajar como un paso en su evolución pero también como un juego, para que se divierta mientras va quemando etapas en su vida de “persona en pequeño”.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.