Superar los miedos y los temores de los mas pequeños

Nuestro hijo se supone que, por edad, ya ha debido superar la angustia del octavo mes (de la que ya hablé en otro post) por la que se siente desamparado ante una posible desaparición de lo que más quiere, su madre.

superar miedos

No obstante, hay noches en las que duerme pero nosotros aún andamos por la casa y él está solo en el cuarto, se despierta llorando y le encontramos de pie en la cuna mirando, desconsolado, al lado de la cama que ocupa mi mujer. Evidentemente, se trata de un miedo a no tenerla cerca pero no es el único tipo de miedo que pueden sufrir los pequeños. El temor a la oscuridad está bastante relacionado con el primer miedo expuesto ya que se refuerza la incertidumbre de no ver a su faro protector y ese hecho les puede producir cierta angustia.

Superar este miedo es sencillo. Basta con acompañarle, darle el cariño que requieren y, sobre todo, hablarles de modo apaciguador y repitiendo que nunca les faltaremos.

En general, los bebés, los niños sienten miedos racionales ante situaciones de supuesto peligro. Pero también sufren miedos supuestamente irracionales a muñecos, a personas, etc. Y digo supuestamente porque jamás hay que subestimar el miedo de un pequeño. Si el se siente atemorizado hay que tratar de comprenderle, no burlarse de ello y apoyarle para que lo supere.

Los miedos son mecanismos evolutivos de defensa. Es como el dolor, que te indica que hay un daño de algún tipo en el cuerpo y, por tanto, hay que actuar para curarlo. Los miedos advierten de situaciones de peligro que hay que conocer, primero, para poder evitar, después.

como superar los miedos con los peques

Al principio, a los bebés les amedrenta casi cualquier cambio brusco: de luces, de sonido, de olores… Por eso, hay que ser especialmente cuidadoso al actuar en su entorno, tratando de ser lo más suaves en movimientos, voces, incluso perfumes que llevemos.

El papel de los padres frente a los miedos de los hijos es fundamental. Primero porque se sabe que de padres temerosos es más fácil que salgan hijos con miedos (que pueden desembocar en fobias, lo que sería algo patológico). Segundo porque la solución a los miedos de los niños siempre habrá de venir de los padres. Para ello, es importante hablarle con firmeza pero con suavidad, quitar hierro al problema del miedo pero sin restarle importancia, tratar de  darle la vuelta sacando del miedo su lado más divertido o más banal (para que el niño se dé cuenta de que hay otras formas de verlo), forzarse a utilizar lenguaje positivo (lo negativo no conduce nunca a nada bueno) y hacer ver al niño que tú no sientes ese miedo (de nuevo, la imitación que buscará siempre de tu actitud hará su efecto).

superar los pánicos nocturnos de los bebés

 
Puede ser bueno buscar algún amuleto (un peluche, por ejemplo) al que se pueda poner de ejemplo, diciendo que no siente ese miedo para que el niño se sienta más seguro con él. Pero, en resumen, bastaría con actuar con serenidad, firmeza y muchas dosis de cariño para que vuestro hijo comprenda que, aunque los tiene que pasar, los miedos no van a superarle.
 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.