Técnicas de reproducción asistida 2

Sociedad Española de Fertilidad.

FECUNDACIÓN IN VITRO (FIV)

Es un tratamiento que consta de procedimientos para facilitar la unión de óvulos y espermatozoides en el laboratorio, y obtener embriones que serán introducidos en el útero para lograr la gestación.

La FIV se puede realizar mediante dos procedimientos diferentes: FIV convencional, en la que el  óvulo y espermatozoides se unen de manera espontánea (ellos solos) en el laboratorio; y la Microinyección Espermática o ICSI, en la que la fecundación se realiza inyectando un espermatozoides en cada óvulo.

De la fecundación obtenemos los preembriones, y, en un número limitado, serán introducidos en el útero para conseguir el embarazo. El resto de embriones viables serán congelados para ser destinados a los fines legalmente establecidos.

Esta técnica se indica:

-          Cuando existe ausencia , obstrucción o lesión en las trompas.

-          Disminución del número de los espermatozoides o movilidad de estos.

-          Endometriosis moderada o severa. La endometriosis consiste en la aparición y crecimiento en lugares anormales, de la mucosa que reviste el interior del útero y se elimina con la regla.

-          Alteraciones de la ovulación.

-          Fracaso de otros tratamientos.

-          Edad avanzada, etc.

¿Cómo es el procedimiento?

Se comienza habitualmente con la estimulación de ovarios con fármacos, como ocurría en la inseminación. El proceso se controla con análisis de sangre de los niveles de ciertas hormonas y Ecografías.

Muchos de los medicamentos utilizados son inyectables, y su  presentación permite la autoadministración por la paciente. Las dosis se adaptan a las características clínicas de cada paciente, y la respuesta al tratamiento puede ser variable según la paciente.

Los óvulos se extraen mediante punción de los ovarios y aspiración de los folículos, por vía vaginal. Esta intervención se suele realizar en régimen ambulatorio, y requiere anestesia y observación posterior durante un periodo variable.

Los óvulos que se obtienen, se preparan y clasifican en el laboratorio. Se  dispone de los espermatozoides más adecuados procedentes de la pareja, o de un donante. Si se realiza FIV, los óvulos y espermatozoides se cultivarán en el laboratorio conjuntamente en condiciones buenas, para que se produzca la unión espontánea. Si se realiza ICSI, se inyectará un espermatozoide dentro de cada uno de los óvulos maduros.

Al día siguiente de la FIV o ICSI, se determinará el número de óvulos fecundados (preembriones). Estos se mantendrán en el laboratorio un periodo de 2 a 4 días, tras los que se procederá a la transferencia.

La transferencia embrionaria consiste en depositar los embriones en el útero a través de la vagina. Normalmente no precisa anestesia ni ingreso hospitalario. Para favorecer que el embrión se implante, se suele mandar un tratamiento hormonal.

El número de preembriones transferidos al útero, no puede ser superior a 3, en un ciclo. Los preembriones sobrantes de un ciclo, se preservarán mediante congelación (regulado por la ley 14/2006 sobre técnicas de Reproducción Humana Asistida)

Tecnicas de reprodución asistida

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Salud. Guarda el enlace permanente.