¿Qué tener en cuenta antes de comprar un sacaleches? (II)

Como decíamos en el post de ayer, es importante que antes de comprarlo, reflexiones acerca de la necesidad o no de un sacaleches. Si tienes claro que tienes que tener uno y prefieres no alquilarlo, por la razón que sea, continuemos con algún consejo que te será de utilidad. ;)

Sacaleches

¿Sacaleches manual o eléctrico?

La pregunta del millón. Si vas a extraerte leche a diario y varias veces en el mismo día, te recomiendo un sacaleches eléctrico, por cuestiones de comodidad y rapidez. Aunque son más caros que los manuales, lo acabarás amortizando.

En cambio, si tienes pensando utilizarlo solo de vez en cuando, quizá te apañes con uno manual.

También has de tener en cuenta dónde lo vas a utilizar. Si vas a sacarte leche en el trabajo y quieres la máxima discreción, debes tener en cuenta que los eléctricos hacen más ruido que los manuales. Eso sí, hay modelos de los primeros más ruidosos que otros. Es algo a valorar.

De igual forma debes preguntarte por los enchufes a tu disposición. Conozco varios sacaleches y todos cuentan con la alternativa de las pilas o baterías por si no pueden conectarse a la red eléctrica, pero infórmate antes de si el que piensas comprar ofrece esta posibilidad. Seguramente sí, pero por preguntar que no quede. ;)

El tamaño sí importa

Si has de transportarlo diariamente, procura hacerte con un sacaleches liviano y de reducidas dimensiones. Piensa que, además del extractor, has de cargar con botecitos o bolsas para almacenar la leche y una neverita con acumuladores de frío para transportarla en óptimas condiciones.

Hablando de tamaños… No todos los embudos (la parte del sacaleches que va en contacto con el pecho) son de la misma talla. Para que el extractor funcione correctamente, debes utilizar la talla de embudo perfecta para ti. Por eso es importante que elijas un sacaleches que te permita adquirir embudos de diferente tamaño que se ajusten a tus pechos perfectamente.

¿Necesitas sacarte mucha leche? ¿Qué tal un sacaleches de doble extracción?

Se ha demostrado que el cuerpo de la mujer produce más leche si detecta que hay estimulación en ambos pechos a la vez (caso de una madre que amamanta a gemelos o mellizos, por ejemplo).

Así que si necesitas extraerte mucha leche cada día y de forma rápida, bien porque tengas dos hijos a los que alimentar o porque tu bebé sea un gran demandante cuando no estás, lo mejor es un extractor de leche doble. Eso sí, su precio es más elevado, pero quizá te merezca la pena.

Busca, compara, y prueba siempre que puedas

Antes de comprar tu sacaleches, pregunta a familiares y amigas por su experiencia, pero sobre todo pregunta si puedes probarlo. No te preocupes, las piezas que van en contacto con el pecho pueden esterilizarse hirviéndolas en agua durante unos minutos, como siempre se ha hecho.

Como te decía, el tema de los sacaleches es muy, muy, personal. Puede que a ti te funcione uno a las mil maravillas pero que a otra mamá no consiga extraerle ni una gota. Así que si tienes la posibilidad de probar antes de comprarlo para salir de dudas, mucho mejor.

¿Qué sacaleches usé yo?

Eso te lo cuento otro día. ;) Continuará…

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.