Tener un Hermanito: Cómo Explicárselo a tu Hijo

Explicar a un niño que va a tener un hermanito no es tarea baladí. La mayoría de los hijos únicos están muy acostumbrados a ser el centro de atención, y si de golpe y porrazo aparece en el mundo otro bebé que se lleva toda (o casi toda) la atención de mamá y las miradas y cariño de todos los familiares y amigos que antes se dirigían hacia él nada más verle, puede resultar complicado de asumir. Nadie dijo que fuera fácil dejar de ser el rey de la casa… y menos para un niño.

rey de la casaPor eso yo soy de la opinión de que hay que contar a los futuros hermanos que van a tener un hermanito nuevo con el que compartir sus juegos, un amigo que siempre va a estar con ellos en casa. Y, además, contárselo con tiempo. Desde mi punto de vista, el momento ideal para explicar a un hijo que va a tener un hermanito puede ser una vez que la barriga de mamá deja de pasar desapercibida. Creo que  si se consigue que el niño vaya queriendo a su hermano desde que está dentro de la barriga de mamá, una vez que aterrice en su vida, le será más fácil asumir su presencia y compartir el protagonismo, porque lo estará esperando.

hermanos durmiendo juntosUna vez que el bebé haya nacido y para que el primogénito no se sienta desplazado, podemos intentar que participe en el cuidado de su hermanito recién nacido, si es lo suficientemente mayor como para poder hacerlo, claro. Ayudar a preparar el biberón, hacer de asistente de mamá cuando ésta cambia el pañal al pequeñín, mecerle en la minicuna, avisar a papá si su hermanito llora, prepararle el baño o ponerle el chupete, por ejemplo, son tareas fáciles que se pueden encomendar a un niño de corta edad (siempre bajo la supervisión de un adulto, porque los niños son niños…) para que se sienta a gusto y útil en el núcleo familiar.

Mis amigos Mónica y Alberto lo hicieron muy bien. La verdad es que a Claudia, su hija, le vino bien conocer a la mía. Evidentemente no era su hermana, pero le sirvió como toma de contacto con un bebé. Déspués, sus padres le explicaron que su hermanita Elia iba a nacer y que iba a ser tan pequeña como Cayetana, mi peque.  Y entonces, escuchaba la tripa de su mamá, le contaban cuentos, le hacía dibujos… A día de hoy,  Claudia, con tres años, cuida de su hermanita pequeña que ya tiene cinco meses como si fuera una minimamá. Y la quiere con locura…niña abrazando la barriga de mamá

¿Qué tal se tomó vuestro hijo eso de tener un hermanito? Comparte tu experiencia en tu red social favorita con otras mamás Babyfans. Gracias.

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.