Tercer trimestre del embarazo: semanas 28 a 30

¡¡¡Comienza el tercer trimestre, ya no queda nada!!!

En la semana número veintiocho el bebé comienza a recoger los frutos del desarrollo del cerebro que se ido gestando durante los meses previos. Dicen los expertos que son capaces de reconocer sonidos, melodías, voces (especialmente la de la madre, como es lógico) y que se mueven al ritmo. Y ese hábito lo hacen cada vez que se le pone la misma música, por ejemplo, lo que parecería indicar que en esta etapa comienza la memoria a largo plazo. ¡Alucinante!

En este tercer trimestre del embarazo, el bebé se mueve más y va queriendo ganar espacio, los dolores de la mamá y sus dificultades para descansar también aumentan.

Paciencia, que esto está a punto de acabar…tercer trimestre del embarazo

Es en esta semana en la que las mamás con Rh negativo deberán pasar por enfermería para que les inyecten el “anti-D”, para evitar reacciones en el caso de que el bebé sea Rh positivo.

Desde la semana veintinueve, el bebé intentará apoyarse en el cuello del útero. Va tomando posición, podríamos decir, como si ensayara las posturas y el camino que ha de seguir en el momento del parto. En el caso de que esté colocado con la cabeza cerca del esternón de la madre, como su desproporción entre cabeza y cuerpo es enorme y ya pueden seguir sonidos e incluso luces, basta con alumbrar con una linterna la tripa de la mamá desde el pecho hasta la cintura, el bebé tenderá a seguir la luz (o el sonido a través de unos cascos, por ejemplo) y por el peso de la cabeza, se acabará colocando en dirección al canal de parto.

En cuanto a la madre, ¡ojo!, en el tercer trimestre del embarazo es cuando más se engorda. Medio kilo por semana, más o menos.

También pueden darse a partir de esta semana veintinueve las llamadas contracciones de Braxton-Higgs, que son como ensayos de las definitivas. Son movimientos del útero en plena preparación para el momento clave.

El bebé puede alcanzar los cuarenta y tres centímetros y el kilo y medio de peso para la semana treinta.

La madre comenzará a estar hasta el gorro de las múltiples patadas que recibirá del pequeño en las costillas y el diafragma. Conviene que hagas ejercicio moderado pero constante. Y no olvidar los masajes perineales y los ejercicios del suelo pélvico te serán de gran ayuda para el parto y para después del parto.

 engordar en el tercer trimestre

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.