Todas las madres somos especiales

Hay momentos en los que pensamos que ser madre es extremadamente duro y es que no tenemos el mismo tiempo que aquellas mujeres que no son madres (o sus hijos son mayores) y pueden ir al gimnasio, salir de compras tranquilamente o quedar con las amigas para ir a cenar.

Pero resulta que todas las madres del mundo (sí, tú también) en cuanto nos convertimos en madres empezamos a tener poderes especiales que nos hacen aún más especiales en nuestros hogares, para nuestra familia, ¡y para nosotras mismas? ¿Quieres saber por qué te digo que todas las madres somos especiales? Si eres madre estoy segura que te sentirás identificada por cada una de las cosas que te voy a comentar a continuación, ¡no pierdas detalle!

mama y bebe riendo

Siempre sabemos la verdad

No importa lo que nuestros hijos digan o callen, si queremos saber algo sólo tenemos que preguntar y mirarles a los ojos. Sin que digan media palabra ya sabemos la respuesta. El poder de saber la verdad es sin duda muy útil para todas y cada una de nosotras, las madres.

Todos nuestros looks son acertados

Si tenemos tiempo nos vestiremos quizá de forma más atractiva o acertada, pero si después del trabajo tenemos que pasar por casa limpiar y luego ir al colegio a recoger a los niños, lo sentimos… pero nuestro look diario siempre es acertado. ¡No nos importa lo que nos digan! Tenemos suficiente confianza en nosotras mismas para saber que estamos espléndidas, ¿o no?

Poder afrontar cualquier cosa en cualquier momento

Es posible que alguna que otra vez sintamos nervios e incluso ansiedad, pero teniendo la fuerza de nuestros hijos a nuestro lado… simplemente podemos con todo. Ellos son nuestra prioridad y por ellos sacamos la fuerza de donde haga falta, ¡y nuestro coraje desde lo más profundo de nuestras entrañas!

llamada a mama coche

Entre nosotras nos apoyamos

Las madres tenemos como un pequeño clan clandestino que aunque no lo sepamos defendemos a las demás madres siempre que podemos. Si algo le pasa a una madre lo sentimos como propio y nos sale de dentro darle todo nuestro apoyo.

El buen humor es nuestra mejor arma

Así es, si hay algún súper poder que más nos ayuda cada día es el del ¡buen humor! Cuando algo no sale como queremos lo mejor que podemos hacer para que todo vaya bien es tomarlo con humor. No hay nada ni nadie que nos pueda herir si tenemos una sonrisa sincera en nuestro rostro.

Si te ha gustado esta información, compártelaa través de tu Red Social Facebook, Twitter… ;)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.