Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)

El objetivo de este comentario es daros información sobre el déficit de atención con hiperactividad, debido a la preocupación e interés de muchos de nuestros clientes. Con dichos post  pretendo ayudaros, en la medida de lo posible, en la comprensión de dicho trastorno. Tanto de sus síntomas como de las vías de tratamiento. Pero he de decir, que dicho trastorno tiene que ser evaluado, diagnosticado y tratado por profesionales.

 

Actualmente no existe consenso en la denominación de dicho trastorno, por un lado en el DSM-IV-TR se le denomina “Trastorno por déficit de Atención con Hiperactividad” y por otro, la CIE-10 lo categoriza como “Trastornos Hipercinéticos” al  considerar que engloba una serie de trastornos. Tanto el DSM-IV-TR como la CIE-10 son manuales diagnósticos y de clasificación de los trastornos mentales. El DSM-IV-TR lo ha propuesto la  Asociación Americana de psiquiatría (APA) y la CIE-10 la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A lo largo de dicho documento, para describir los síntomas haré referencia a ambos, aunque me centraré más en el DSM-IV-TR (APA, 2000), ya que la mayoría de los estudios publicados sobre el TDAH se han basado en las distintas versiones del DSM.

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, es un trastorno del comportamiento que engloba una serie de síntomas y signos, entre los que destaca principalmente la falta de atención. Aunque no tiene porqué ser el síntoma principal. Actualmente tampoco existe demasiado consenso en la conceptualización del TDAH sin embargo, la definición de Barkley (1990, p47) es una de las más aceptadas por la mayoría de los clínicos.  Lo define como “El trastorno por déficit atencional con hiperactividad es un trastorno del desarrollo caracterizado por niveles de falta de atención, sobreactividad e impulsividad inapropiados desde el punto de vista evolutivo. Estos síntomas se inician, a menudo en la primera infancia…”

El TDAH, como comentaba Barkley en su definición (1990, p47) comienza tempranamente, generalmente antes de los 5 años. Aunque suele ser complicado diagnosticarlo hasta que los niños comienzan el cole, dado la variabilidad del comportamiento de los niños y la dificultad de encontrar una situación tan controlada como puede ser estar en el colegio. Dicha alteración suele mantenerse durante la etapa escolar, pero luego se ha demostrado que en muchos de los casos tiende a disminuir. (Aunque puede mantenerse durante la edad adulta)

 

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.