Tratar la sexualidad como algo natural

En mi infancia nunca tuve la oportunidad de hablar sobre sexualidad con nadie ni de recibir alguna charla relacionada con el tema. Todo lo relacionado con el tema sexo era tabú hasta el infinito.

Aún recuerdo cuando con 6 o 7 años escuché la palabra “condón” en una conversación “de mayores” y al preguntar su significado mi tía se esforzaba por darme la definición de un ave llamada cóndor…

Lo más parecido a una charla sobre sexualidad que tuve en mi infancia fue un taller que vinieron a hacernos unas chicas de Tampax, que nos mostraron unas diapositivas que mostraban las partes sexuales de la mujer con todos sus agujeros todavía desconocidos para muchas y muchos de los que estábamos allí. Aún recuerdo también la cara blanca de mi compañera por el shock que le produjo averiguar y descubrir según qué partes de su propio cuerpo.

la sexualidad en los niños

¿Cómo hablar sobre nuestro sexo y nuestra sexualidad con nuestros hijos?

Desde bien pequeños/as la sexualidad debe tratarse como algo natural y bonito. A las partes del cuerpo hay que llamarlas por su nombre. El pene es el órgano sexual del género masculino y no debe ser sustituido por “pichita”, “titolina” o nombres varios que lo que hacen es confundir.

El órgano sexual de la mujer o niña es la vulva y es un órgano tan importante como cualquier otro de su organismo, no hay que darle mayor importancia sobre otros.

Si la sexualidad es tratada desde siempre de una forma natural, sin caer en tabúes ni pensamientos negativos sobre ella, los y las peques podrán vivirla de una forma plena.

Mis primeros contactos con la sexualidad fueron a base de escenas de películas, no todas ellas agradables, con lo que la imagen que puedes ir formando es bastante distorsionada y a veces contraproducente ya que puede crear prejuicios y darle un aire negativo que no tiene porqué tener.

Si queréis tratar el tema de la sexualidad con los y las peques, os recomiendo algunos de estos libros:

- “La regla de Kiko”: Una guía sencilla para tratar sobre el tema de que otras personas toquen determinadas partes del cuerpo de los y las peques.

- La guía de “La educación sexual de la primera infancia” de Graciela Hernández y Concepción Jaramillo también es muy interesante.

Os dejo con el cuento de “El tesoro de Lilith” que puede que os sirva para la educación sexual de las niñas:

“Descubrir el placer que proporciona el propio cuerpo va unido a permitirse disfrutar del placer en todos los ámbitos de la vida: placer por comer algo gustoso, por jugar con los amigos, por divertirse, por sentir las caricias…placer de compartir amor”.

“Las niñas utilizan su sexualidad, no sólo como fuente de placer, sino también como fuente de conocimiento. Es un medio para comprender el mundo, para divertirse, para relacionarse, para conocerse a sí mismas y conocer a los demás”.

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.