Trece meses y ya casi estoy comiendo de todo

Estoy a punto de cumplir los trece meses y ya casi como de todo. Ayer me llevaron papá y mamá al pediatra, un señor muy simpático con el que, no sé por qué, lloro cada vez que le veo. No lleva bata blanca ni me pincha ni me hace daño pero es tumbarme en la camilla y me echo a llorar, no puedo evitarlo.

trece meses comida

Pero, bueno, este no era el tema. Me estoy yendo por las ramas.

Le dijeron al doctor que tenía trece meses  y acto seguido pidió que le relataran mamá y papá lo que comía ya: frutas, verduras, ternera, pollo, pescado y huevo, huevo entero.

Se ve que ir introduciendo la comida va por fases, poco a poco, para que no me haga daño. Y para estudiar si algún alimento en concreto me sienta mal.

Como mis papás le dijeron al médico que comía con apetito (¡¡¡yo sé que les gusta oírme chascar los labios cada vez que veo la comida cerca!!!) y que no tenía preferencia por la carne o el pescado, coincidieron todos en que la cosa iba por buen camino.

trece meses y comer

Entonces, dijo el doctor, podían pasar al siguiente escalón, la leche entera de vaca.

Mamá le preguntó si no sería mejor con la leche de continuación, que parece que contiene vitaminas, minerales y esas cosas. El médico le dijo que no hacía falta, que tomara la misma leche que ellos.

Después de diez días de estar tomando leche, ya puedo tomar de todo, nos dice el médico.

Bueno, de todo menos marisco y fruta con “pelo” (kiwi, melocotón, albaricoque, fresquilla).

Pero ya me pueden hacer de cena arroz, con jamón de york (¡¡¡puedo tomar cerdo!!!) o tortilla o hamburguesitas pequeñas, pasta.

trece meses alimentación

Aunque, mis papás y yo tenemos un secreto: ya he probado un par de cenas a comer cosas sólidas. Me han hecho pescado una noche y macarrones con fiambre de pollo y tomate otra noche. ¡Me encanta ver las caras de papá y mamá cuando me lo como todo!

Está bien esto de comer como los mayores, me gustan las cosas que comen ellos.

Espero que mi apetito no cambie y también espero pasar de comer casi todo a comer de todo, sin excepciones.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

 

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.