Tres verdades sobre las madres de cesárea

Tenemos interiorizado que parir implica pasar unas horas de dolor. Y que, si no, no es parir. Que una cesárea no implica esfuerzo ni sufrimiento. Y nada más lejos de la realidad…

Hace unos meses leí un artículo del Huffington Post titulado “Tres verdades sobre las madres que han pasado por una cesárea” que me llegó al alma. Yo, que afortunadamente no he vivido esa experiencia en mi parto, pude hacerme una idea del dolor desgarrador que invade a una mujer a la que le practican una cesárea en el momento en el que la separan de su hijo al nacer.

Son heroínas olvidadas, como las define la autora del artículo. Y por eso hoy quiero realizar un pequeño homenaje a estas madres de cesárea. Porque, quizá, tengas a tu lado a alguna en estos momentos.  No sabes la suerte que tienes de estar ante una persona tan excepcional.

Parto por cesárea

Las madres de cesárea son valientes

Porque pasan largos minutos que parecen horas solas, sin su pareja, tumbadas en una mesa de operaciones confiando su vida y la de su hijo al equipo médico que está realizando una incisión en su vientre.

Las madres de cesárea son fuertes

Porque son capaces de adaptarse a una situación que quizá no se habían imaginado que ocurriría así, a pesar de las heridas, puntos y cicatrices que conlleva.

Porque cuidarán de su hijo sin apenas poder moverse o caminar a causa del dolor.

Las madres de cesárea son bellas

Porque aunque traten de ocultar la cicatriz que recorre su vientre, deberían sentirse orgullosas de la valentía y el coraje del que dieron muestra cuando trajeron a su hijo al mundo.

Porque parir por cesárea también es parir. Nunca lo pongamos en tela de juicio.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.