Tu bebé se ha roto un diente ¿Qué haces?

Si tu bebé se ha roto un diente lo primero que debes hacer, aunque será difícil, es mantener la calma.

tu bebé se ha roto un diente

De nada te servirá pensar que a tu bebé lo van a tener que anestesiar entero porque no se va a dejar tocar…que es lo primero que se me pasó a mí por la cabeza.

El nuestro se cayó hace un par de días del correspasillos y aunque lloró con fuerza, no sabía exactamente donde se había hecho daño, lo único que noté fue que movía la lengua hacia fuera del labio, como cuando nos “relamemos”.

tu bebé se ha roto un diente

El caso es que se rompió una de las paletillas con una rotura vertical que iba desde la encía (que tenía bastante inflamada) hasta el extremo de la pieza dental. Debido al tipo de rotura, aunque el diente estaba roto, no se caía y no se apreciaba la rotura.

Después de estar toda la tarde tan normal (en caliente parece que no le molestaba), a medida que se acercaba la noche estaba más irritable. A la hora de darle el biberón no podía, aunque lo pedía y abría la boca, pero era como si algo le diera miedo, se quedaba con la boca abierta y me miraba. Lo mismo ocurría con el pecho, lo pedía, abría la boca y nada.

Cuando se quedó dormido pude inspeccionarle y después de descartar que tuviera alguna herida en los labios o en los frenillos, ví que en la paleta tenía una mancha que no tenía antes…y al tocarla pude mover el trozo roto.

tu bebé se ha roto un diente

En ese momento pensé que lo mejor era acercarse a urgencias, porque era ya de noche, y pensé que no iba a estar sin comer hasta que nos diera hora el dentista. Fue un error, porque en urgencias únicamente nos dieron el Dalsy (recordadlo, porque ante un golpe así lo ideal es el antiinflamatorio) y nos remitieron al dentista.

Nuestra dentista, que es un sol, nos atendió al día siguiente y nos explicó que lo recomendable era “pegarlo” simplemente, y que sino salía flemón no haría falta quitar la pieza. Aunque fueron unos duros minutos en los que lloró desconsoladamente y le tuvimos que hacer un “placaje” en toda regla para que la dentista pudiera trabajar, valió la pena, porque ese mismo mediodía ya comió y tomó pecho normalmente.

La dentista también nos recetó antibiótico porque la herida cogía también parte de la encía y puede ser un foco de infección y nos recomendó con el mismo fin de evitar la infección, pasarle una gasita con clorhexidina por la zona de las palas y la encía.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.