Un día de parque infantil con los niños

El parque infantil : sol, arena y juegos.

play plark

Resulta que hoy la princesa ha hecho campana, pellas o piras, según la comunidad autónoma donde el niño o niña falte a clase por decisión unilateral. Ayer no durmió bien y se levantó varias veces a hacer pipi además de tener alguna pesadilla. Como por la tarde además le había visto ojeras, he preferido dejarla en casa, en observación.

Esa es la suerte que tenemos las madres que trabajamos dentro de casa, que podemos darnos el gusto de dejar a nuestros hijos en observación. Que no quiere decir que estemos menos estresadas o trabajemos menos, sino que simplemente por decisión propia o no, estamos dedicando nuestro tiempo a nuestra familia en jornada completa. Jornada completa quiere decir eso, a todas horas, lo que tiene más inconvenientes que ventajas…

Esto quiere decir que las necesidades propias incluso las básicas como ducharse pasan a segundo plano y primero está el orden y la higiene, la compra, la comida, los niños, el papeleo, mirar el extracto…y un sinfín de actividades igual o más estresantes que otras profesiones. Para colmo si pretendes seguir trabajando aunque sea desde casa para aportar económicamente algo a la familia ya apaga y vámonos, porque tu tiempo de ocio será el tiempo de “trabajo fuera de casa”.

child park

Como hoy hacía un espléndido día, después de poner visible y habitable la casa hemos conseguido vestirnos, ir al banco a pagar el doloroso IVA, a comprar y finalmente hemos acabado en la biblioteca y en el parque infantil.

He disfrutado mucho viendo como el bebé, que no está muy acostumbrado al parque infantil,  porque con los segundos falta tiempo hasta para el ocio pediátrico, manipulaba la arena y la dejaba caer una y otra vez. He disfrutado observando cómo arrancaba los trozos de corteza secos de un árbol y se los intentaba llevar a la boca como si fueran patatas fritas. He disfrutado viendo como la princesa buscaba un palo para escribir letras o dibujar una pirámide y una muralla china.

un dia en el parque

Hemos disfrutado los tres un ratito en el espacio para los más pequeños en un parque completamente vacío. Habremos estado una hora y media aproximadamente, desde las 11h hasta la 13h y allí no ha aparecido ningún niño o bebé. He meditado sobre la suerte que teníamos de estar allí los tres, sin prisas, disfrutando del sol y de un tiempo que a veces nos roba la escuela misma.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.