Un niño de 16 meses en el parque Warner de Madrid

Llevar a un niño a un parque de atracciones cuando apenas tiene siete meses, como hicimos nosotros las pasadas Navidades, no deja de ser un entretenimiento más para los padres y sólo algo de curiosidad para el niño que ve colores, gente disfrazada y poco más.

un niño de 16 meses

Sin embargo, con los dieciséis meses de nuestro hijo ahora, la visita que hemos hecho este fin de semana al Parque Warner de Madrid ha sido otra cosa.

Menciono en concreto el parque porque creo que su zona dedicada a los niños está algo más trabajada, desde mi punto de vista, aunque cualquier otro parque va a cuidar la oferta para los pequeños y seguro que un niño se lo pasará igual de bien.

En la Warner, tal vez, estén los personajes que más le gustan a su padre, a sus padres y quizás haya sido la razón para elegir este parque en cuestión.

El caso es que tiene muchas atracciones en las que, incluso un niño que podría seguir considerándose un bebé, puede disfrutar. Porque hay varias en las que, acompañado, no importa la altura que tenga podrá montarse.

llevar a un niño a un parque de atracciones

Eso sí, cada uno conocerá a su hijo y sabrá si, por ejemplo, atracciones en las que haya algo de oscuridad le puedan gustar o no. Le metimos en una de Scooby Doo, en la que había que ir disparando fantasmas y no se quejó pero su cara no era de estar pasándolo bien… Lo apuntamos para la siguiente.

Sin embargo, en las atracciones en las que había movimiento, en círculo, para arriba, para abajo, para los lados, ¡¡¡disfrutó como un enano!!!

la edad ideal de un niño para el parque de atracciones

Sus caras eran todo un poema, con la sonrisa de oreja a oreja, con caras superexpresivas cuando el estómago le bailaba al subir o bajar los cacharros en cuestión.Y más cara de satisfacción en nosotros al verle disfrutar tanto.

Sin duda, ha merecido la pena la experiencia.

 Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.