Un puente entre madre e hijo. ¡Quiero Teta!

Entre madre e hijo, se estable un vínculo especial repleto de ternura.

El título de este post podría haber sido también “Un puente personal e intransferible entre madre e hijo”. Posiblemente no haya visto en la vida nada más sólido que la conexión de las miradas entre mi hijo y mi mujer en el momento de cada toma.

love teta

Desde el punto de vista del hombre, aunque a priori nos parezca algo ajeno a nosotros, puede llegar a ser (en mi caso lo es, sin duda) uno de aquellos momentos especiales que guardas entre algodones en tu memoria.

Sin embargo, por lo que afecta al hombre, este es el detalle más insignificante dentro del enorme paquete de ventajas que tiene la lactancia materna.

Según Unicef, promoviendo la lactancia materna, se llegarían a salvar cada año L'allattamento al senoaproximadamente un millón y medio de vidas. ¡Ojalá todos los gobiernos del mundo tuviesen este dato en cuenta para promocionar como se debe esta fuente de alimento!

Desde el primer instante en que Madre e Hijo conectan a través de la toma, con el célebre calostro, primero, y con la leche materna, después, se establece un vínculo físico y afectivo imperturbable.

Ya solo ese hecho sería suficiente para que el bebé creciera con mayor vigor, tal es la fuerza de las emociones en el desarrollo de cualquier ser humano. Pero es que resulta que, además, la leche materna puede ser el alimento exclusivo los seis primeros meses de vida del niño ya que le va a proporcionar todos los nutrientes que necesita en su justa medida.

lactando bebeLa leche protegerá al pequeño de alergias, enfermedades de la piel, desnutrición, obesidad, diabetes infantil y deficiencia de nutrientes.

Además, no se necesita un envase especial donde llevarla, como sucederá con las papillas o los purés, no se requiere un microondas o un buen baño maría para que esté a la temperatura ideal. Todo eso lo consigue sin esfuerzo el propio cuerpo de la madre, maravillas de la vida moderna.

En las clases preparto nos contaban que además del vinculo que se establece entre madre e hijo, también hay que tener en cuenta que de lo que come la madre, lo mejor va a la leche. Las más selectas reservas de la mujer, pasan a su hijo a través del pecho. Incluso la madre podrá coger enfermedades que no cogerá su bebé porque la leche ya se encarga de dejar bien claro quien debe estar sobreprotegido.

quiero teta

Por eso, no sería de extrañar que los niños del mundo aprendieran a hablar antes de tiempo para reclamar bien a las claras que no quieren más que teta. Que así sea, mientras se pueda.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.