Verduras para niños ¿Cómo consigo que mi pequeño coma verdura?

Verduras atractivas cocinadas de forma que les gusten a los niños.

 children verduras

Esta es una pregunta que seguro que muchas mamás y papás se habrán hecho en alguna ocasión. Y es que, a veces, aunque los padres sean grandes cocineros, los pequeños se niegan a probar las verduras, cierran la boquita y no hay forma de que la abran.

Cuando se dé esta situación lo principal es que no le fuerces a comer verduras, así no lograrás nada, ya que el efecto será totalmente el contrario, contraproducente. Y es que, cada vez que se sientan a la mesa y vean en el plato verduras sentirán rechazo, ya que lo relacionarán con esos momentos de enfado y llantos.

Asimismo, TÚ debes ser ejemplo para él, ya que, si ve que comes verduras a menudo y que te gustan, poco a poco le llamará la atención y se irán acostumbrando.

Del mismo modo, es eficaz que incorpores las verduras en su vida, ¿cómo? Poniéndolas a su vista en la cocina, comprándolas cuando te acompañe al supermercado… De este modo, irá asimilando o aceptando que las verduras forman parte de su vida cotidiana y el rechazo que sintieron al principio irá disminuyendo.

verduras

Por otro lado, es importante que pienses y seas creativ@ a la hora de crear recetas o platos con verduras. Y es que, incluso a los adultos, nos ocurre, como suele decir el refrán “que comemos con los ojos”, es decir, que cuando algún plato tiene buena pinta, nos apetece mucho más que si, por el contrario, no la tiene.

De este modo, piensa en que los colores llamativos de las verduras serán tus aliados. El rojo de los tomates, el naranja de las zanahorias… así como las formas, por ejemplo los redonditos guisantes. De este modo, puedes crear caritas en su plato, combinando estas formas y colores. Los guisantes podrán ser los ojos, los tomates las mejillas y si cortas a modo de sonrisa un pedacito de zanahoria, seguro que les resultará muy divertido. Es sólo un ejemplo para que quede claro a lo que me refiero con darle una apariencia atractiva.

Aun así, también habrá que pensar en el sabor, ya que, a pesar de que le plantees un plato de verduras muy divertido y colorido, si al probar el primer bocado no le gusta, volverá a quejarse y no querrá comer. De este modo, prueba algunos de estos trucos.

Por ejemplo, a veces, las verduras pueden tener un sabor amargo o quizás más fuerte de lo que están acostumbrados. De ese modo, endúlzalo, por ejemplo, añadiéndole una manzana cocida. Al mezclar todo, notarán que ese sabor es diferente, está… ¡más rico!

Por otro lado, también puedes al principio, cuando se esté habituando a comer verduras, evitar algunas como por ejemplo, la cebolla que normalmente les gusta menos, elige patatas, zanahorias y puerro por ejemplo.

Esto es un proceso que a veces no se alarga, ya que al pequeño le gustan las verduras desde el primer momento. Aun así, si no es el caso, paciencia y utiliza estos truquillos.

 verduras preparas para niños

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.