Visita a la guardería para el peque de la casa

Hoy hemos hecho una visita a  una guardería de la que nos han hablado bien para el peque de la casa. En septiembre tendrá año y medio, que es a la edad que comenzó su hermana. Aunque las circunstancias son distintas, también me llevan a la necesidad de llevarlo, aunque sea sólo un par o tres de horas por la mañana.

visita a la guardevisita a la guarde

Un bebé de 15 meses es muy activo. En mi caso he notado mucha diferencia entre el niño y la niña. Mientras que la niña era mucho más tranquila y no recuerdo más cansancio que el de no dormir, el niño abre y cierra cajones, pone lavadoras, toca botones de hornos y microhondas, juguetes micropequeños de la hermana que se lleva a la boca…en fin, que hay que ir todo el día detrás de él para que no tengamos que salir corriendo al hospital porque se haya tragado una moneda del monopoly o una polly pocket. Hoy al sacar la colada de la lavadora me he encontrado su vaso de beber agua y una muñeca de la hermana, aunque casi lo prefiero a la docena de nueces que había metido antes de ayer… ;) Además hay que tener en cuenta que con la mayor trabajaba fuera y para mí eso era un descanso físico y mental.

A esta edad sorprende además cómo empieza a entender lo que le pides y lleva él mismo su pañal a la basura o se limpia con la servilleta.

visita a guardería

Todo esto puede resultar gracioso durante un par de horas, o incluso un par de días, pero cuando el ir tras él supone que no puedes hacer nada más que eso, que ir detrás de él, puede llegar a convertirse en una pesadilla. Así que para no acabar de los nervios y tener un poco de tiempo para ordenar esos cajones de los que os hablaba el otro día que están olvidados acumulando variedad de objetos que piden ser ordenados, además de volver a ser un poco persona, he decidido apuntarlo a una guardería (En Catalunya se llama “escola bressol” que quiere decir escuela cuna).

Pero aunque con esta visita escojo una de las mejores guarderías de la zona y sólo va a ir 3 horas, no dejo de sentirme preocupada, angustiada, con nervios en el estómago…esa sensación que ya tuve con la primera y que no me gusta nada.

visita a guarde

Espero que en septiembre todo vaya genial y vaya contento porque sino, tendré que volver a echar lavadoras con nueces.
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.