Y Ahora que Estoy de Parto, ¿Qué ocurre?

Bueno, después de 9 meses, ya estás aquí, preparada para conocer a tu bebe. En estos post vamos a hablar de todo lo relacionado con el día del parto, fases, métodos de alivio del dolor, circunstancias que pueden ocurrir, etc.

Como ya hablamos en otra ocasión, el estar de parto supone contar con unos 3 cm de dilatación, tener contracciones regulares (al menos 2 cada 10 minutos) y el cuello borrado un 50% (esto quiere decir que el cuello está acortado a la mitad, más o menos). En esta situación, en un momento u otro, acabarás en la zona de dilatación o en el propio paritorio (depende del hospital, ya que algunos tienen una zona de dilatación, y otra donde ocurre el parto, y otros hospitales tienen un paritorio donde dilatas y pares también).

dilatacion parto

Una vez que has llegado a esta situación ESTÁS DE PARTO, YA NO HAY MARCHA ATRÁS. Antes de nada debéis saber que en estas circunstancias, nunca hay nada exacto, solemos decir que en el proceso del embarazo y del parto, nunca 2×2 son 4. Por lo tanto, no hagáis cálculos de tiempos, ni echéis la vista atrás y busquéis la experiencia de partos anteriores, ni comparéis con los partos de las mujeres de la familia. Cada mujer es independiente, cada embarazo y cada parto, una experiencia diferente, así que, contador a cero, y a vivir el día lo mejor que se pueda.

Tenéis que saber más o menos qué cosas ocurrirán en el paritorio, independientemente del hospital dónde os encontréis o de en qué momento de la dilatación estéis.

Una de las cosas que os pueden ofrecer al llegar es si queréis poneros enema. Siempre es una decisión voluntaria, y depende de cada caso. Si llevas días sin ir al baño y estás incómoda, lo tienes como opción. Si crees que has tenido un buen ritmo intestinal los últimos días y que no te hace falta, o no quieres, basta con  decir que no. Tenéis que decidir lo que os haga sentir más cómoda durante la dilatación y el parto.

Lo normal es que tengas un acompañante solo. Es decisión tuya quién quieres que se quede contigo. En caso de que sea tu pareja, le pondrán una bata y unos patucos para que su ropa y sus zapatos estén más higiénicos (la zona de paritorio debe estar lo menos contaminada posible) y pasará contigo esos importantes momentos.

Te pondrán el monitor para escuchar a tu bebé y captar tus contracciones. A estas alturas seguro que ya te han puesto alguna vez un monitor, pero por si acaso te has puesto de parto antes de llegar al control de monitores, te explicaré en breves palabras qué es y qué mide.

Tiene dos partes, una por la que se escucha el corazón de tu bebé, que puede hacerse de forma externa (colocando el captor sobre tu barriguita) o de forma interna (colocándolo en la cabecita del bebé) y otra parte por la que se captan tus contracciones. Este captor por norma general va encima de dónde termina tu útero más o menos. Toda la actividad se registra en un papel milimetrado que va saliendo continuamente del monitor.

monitorizacion-fullmonitoreo-fetal

avatar
Esta entrada fue publicada en Parto. Guarda el enlace permanente.