Mi niño podría ser un genio musical en potencia

Últimamente nos estamos haciendo con cierta frecuencia esta pregunta: ¿y si mi niño  podría ser un genio musical en potencia ?

mi niño podría ser un genio

Nuestro hijo que ahora tiene dieciocho meses, lleva ya varios meses demostrando, primero, que la música que le ponemos le gusta mucho y, segundo, le presta la suficiente atención para mostrar ciertos comportamientos de repetición que nos demuestran que no le pasa desapercibida, como pudieran ser otras cosas. Hasta ahí parece todo normal.

Pero es que, como comentamos su madre y yo, lleva el ritmo con las palmas (yo he visto a muchos adultos que lo llevan peor que él), mueve la cabeza y otras partes del cuerpo al compás y, lo que más alucinados nos ha dejado hoy, con su incipiente palabra, ha entonado un trozo de una canción que le teníamos puesta en la tele con una modulación casi perfecta.

Y, desde luego, alucinante para el tiempo que tiene mi niño.

mi niño y la música Seguro que pensaréis que es pasión de padre y no os niego que algo de eso puede haber.

Es más, he buscado información (como suelo hacer en estos casos) y algún experto no se cree eso de que los “niños prodigio” en ámbitos musicales lo sean de un modo innato sino más bien por una alta exposición a la música desde muy temprana edad que les hace ser más receptivos y, por tanto, captar lo que escuchan de un modo más fácil para poder reproducirlo.

Hay que reconocer que los parámetros de esa teoría los cumple mi niño porque las veces que le hemos puesto música son innumerables.

Pero Mozart, por ejemplo, ya componía y deleitaba a la corte con ¡¡¡cinco años!!! Meldelssohn participó, según se dice, en su primer concierto de cámara con nueve años. A una edad similar a la de Mozart, el padre de Beethoven le sometía a clases interminables de piano… lo que le convirtieron en un maestro pero un antisocial.

mi niño podría ser un genio Si tomamos aparte este último hecho, me atrevería a decir que un niño de tan corta edad no es capaz de tocar un instrumento tan complejo como el piano y mucho menos componer una obra si no tiene una capacidad innata, por mucha música que se le haya ofrecido en su corta vida.

No sé si mi hijo será un genio en la música, no sé siquiera si le gustará. Sin embargo, creo que tiene ciertos detalles que parecen indicarnos que, al menos, la entiende y la interioriza.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.