5 ideas para que tu hijo quiera recoger los juguetes

Recoger los juguetes

Todos los días se repite la misma historia. Llega la hora de cenar y la casa es un campo de batalla. No queda un centímetro cuadrado del suelo de la casa libre de juguetes. Y, por supuesto, tu hijo pasa del tema, como si no fuera con él. Así que te toca recogerlos a ti después de cenar y lograr que, por fin, se quede dormido.

¿He descrito lo que ocurre en tu casa? ¿O es solo en la mía? ;)

Últimamente estamos haciendo ciertos avances en esto de recoger los juguetes. Claro que, no siempre se nos da bien. El tiempo es limitado y, al final, o eliges que tu hijo ponga un poco de orden en sus cosas o sacrificas un rato más de paz por las noches y se acaba acostando un poco más tarde. En fin, c’est la vie. Así que hoy hablaremos de un controvertido y tedioso tema…

¿Cómo lograr que tu hijo quiera recoger los juguetes?

Digo quiera porque, como en todo, es mejor no obligar, sino hacer que salga de él la voluntad de querer ordenar su habitación o cualquier otra estancia de la casa. Ya puestos, podría animarse y hacer una recogida general del salón y la cocina, ¿no? ¡A ver si cuela! ;)

1. Asignar la tarea de recoger los juguetes.

A los niños les gusta tener responsabilidades y llevarlas a cabo de forma efectiva. No hay más que ver lo contentos que se ponen cuando llega la hora de, por ejemplo, poner la mesa y tras ayudar a llevar los cubiertos y el pan, les aplaudimos. ¡Sonríen encantados!

Con los juguetes podemos hacer lo mismo: es su tarea recogerlos y ordenarlos para poder disfrutar de ellos al día siguiente. Y así debemos hacer que lo interioricen.

2. Crear la rutina.

La mejor forma, destinar cada día un ratito al final del juego para recoger los juguetes. Únicamente al final. No podemos estar a cada rato tratando de ordenar lo que ha quedado desparramado por el suelo. Es algo inútil: lo volverá a sacar todo otra vez. ;)

3. Convertir el momento en algo divertido.

Si nos inventamos una canción e incluso ponemos música, lo verá como el plan más divertido del mundo. Con alegría todo se ve de otra forma, ¿no? Aunque signifique que pronto llegará la hora de dormir.

4. Ayudarles.

Somos su ejemplo, nos imitan en todo. Así que aprovechemos la situación: recojamos los juguetes con ellos, ayudémosles. Se darán cuenta de que papá y mamá también lo hacen y querrán actuar como nosotros.

5. Siempre reforzar su comportamiento.

Una sonrisa, unas palabras de ánimo, un aplauso, una canción, un beso. O todo junto. Porque a cualquiera nos gusta que nos digan que hemos hecho algo bien.

Y tú, ¿cómo haces para que tu hijo quiera recoger los juguetes? ¿Alguna otra idea?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

 

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.