Abandono de un bebé por tener síndrome de Down

Recientemente ha ocurrido un caso de abandono relacionado con un bebé, que no fue hasta el momento del parto cuando se le reconocía que tenía síndrome de Down, que pone los pelos de punta o cuando menos, no os dejará indiferentes.

el abandono de un bebé

Samuel Forrest, el padre del bebé llamado Leo, nació en Nueva Zelanda y se encontraba con su mujer y madre de su hijo, Ruzan Badalyan, en Armenia, cuando se convirtieron en padres el 21 de enero de este año.

Este padre coraje como lo están denominando en Internet desconocía por completo las leyes de Armenia, que dicen que los padres de recién nacidos que tengan algún tipo de discapacidad, pueden elegir entre hacerse cargo de ellos o el abandono para el cuidado en  un orfanato.

Mientras que el padre ha decidido hacerse cargo del bebé, la madre había optado por la opción del orfanato incluso sin contar con la opinión de su entonces marido porque alega que para su familia, tener un hijo con discapacidad es una vergüenza.

abandono de un niño con síndrome de down 54d4c8e3d6b63.png

La mujer además de abandonar al hijo, le pidió el divorcio a su marido una semana después de dar a luz tras conocer la decisión de su marido de cuidar a Leo. Así que en un plis plas, ha pasado de poder formar una familia a quedarse sola.

El padre deja abierta la puerta por si la mujer se lo piensa algún día, diciendo que la adora y que la perdonaría para poder así formar una familia.

Para poder cuidar a Leo el padre ha creado una plataforma de crowdfounding con el nombre de “llevar a Leo a casa” con el fin de recaudar dinero y volver a Nueva Zelanda y estar con el que para él, es un bebé perfecto :)

Si queréis colaborar, aquí os dejo el enlace.

¡Seguro que Leo será un niño super feliz con ese super padre que vale por 4!

 
Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.