Aprender a dar las gracias, es una invitación a la felicidad

Lejos de que mis hijos puedan aprender a dar las gracias como un simple gesto de educación, lo que a mí realmente me gustaría y me haría muy feliz es que aprendieran a dar las gracias por las cosas que tienen y/o sienten en la vida, ya que la gratitud es una invitación a la felicidad.

aprender a dar las gracias

Los niños y niñas (y también muchos adultos), hoy en día están inmersos en una rueda de rutinas marcadas por horarios que cronometran y controlan hasta el último minuto que es la responsable de que muchas veces no tengan tiempo ni de reparar en todo lo que tienen para poder dar las gracias.

¿Le habéis planteado a vuestros y vuestras peques, alguna vez, lo afortunados y afortunadas que son por poder dormir en una cama limpia y caliente? ¿O por tener juguetes? ¿O por poder comer sano y variado cada día? ¿O por tener un hermano o una hermana? ¿O por vivir en un piso que le protege del frío en invierno y del sol en verano?

Según el libro que me han traído los Reyes, “El emocionario”, la gratitud se multiplica cada vez que eres capaz de ver un regalo ya sea en la sonrisa de tu hijo, en el sol que te entra por la ventana o en una canción.

Con la emoción de la gratitud podemos aprender a difrutar más de la vida.

aprender a dar las graciasUn ejercicio que podéis llevar a cabo y para el que únicamente necesitáis papel y boli (aunque sería genial una libreta, para que además quede de recuerdo y podáis volver las hojas para ver qué cosas habéis ido agradeciendo a la vida) es el del Diario de la gratitud.

Si escribís en un diario juntamente con vuestros peques aquello a lo que estáis agracidos, sentiréis una placentera satisfacción cada vez que lo recordéis al leer.

2222593_orig¿Os apetece probar con el Diario de la gratitud?

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.