Autoestima en el bebé, 9 pautas útiles para fomentar la autoestima en los niños

Autoestima del bebé: con paciencia, cariño y seguridad, su autoestima irá creciendo día a día.

autoestima y confianza

No creo que haya un solo padre que no haya pensado en educar correctamente a su hijo.

El caso es saber qué significa criar bien a un hijo.

Yo estoy convencido que la crianza de un niño es un camino que recorréis juntos tu hijo y tú y en el que, como mucho, te sitúas a un paso a su lado. Le observas pero no interfieres más de la cuenta; le das libertad pero le indicas límites; le invitas a que se atreva con cosas pero le adviertes de los peligros de las acciones que cada ser humano lleva a cabo.

Todo lo anterior digamos que son las autovías hacia el correcto desarrollo del chaval (o la chavala). Pero, ¿quién se fiaría de una autopista construida sobre un terreno fangoso, inseguro, inestable? La respuesta es obvia.

Pues pongamos en práctica esta teoría sobre el asunto de la educación de un hijo.

¿Cómo resultará el desarrollo de un niño que no crece sabiéndose capaz de seguir haciendo lo bueno que ya hace y perfectamente apto para lograr lo que aún no hace del todo bien? Vamos a trabajar su autoestima, porque unos buenos cimientos son fundamentales para un edificio a prueba de terremotos.

Pues para conseguirlo, ahí van algunas pautas de utilidad para potenciar la autoestima en los niños: 

- Destaca en lo que es bueno y usa el verbo SER para decírselo. ES bueno y lo es siempre, fomentar autoestima no es una circunstancia. Apláudele, alégrate con él, ríete, grita con él. Déjale claro que a todos nos hace feliz cuando se muestra así. Incluso él se reirá, aplaudirá e identificará que hacer lo correcto le produce satisfacción.

- Refuerza la idea de que puede mejorar lo que ESTÁ haciendo no del todo bien. Y usa el verbo ESTAR, algo pasajero, que cambiará cuando consiga mejorarlo (y entonces, aplicaremos el punto primero).

- Enséñale, ten paciencia. Muchas de las cosas que aprenden lo hacen por imitación y su referente serás tú. Da ejemplo. Si tú mismo te muestras confiado, por imitación, tu hijo tenderá a intentar sentirse igual con sus acciones. Mejorando su confianza y seguridad estamos mejorando su autoestima.

- Manifiesta tus enseñanzas con todo el cariño del que seas capaz. La ternura, creedme, consigue más que la disciplina militar.

- Utiliza palabras positivas incluso cuando le tengas que decir que algo debe hacerse de otro modo y su autoestima no se verá dañada.

- Cuando le pongas límites (como cuando conviene que no se lleve algo a la boca, por ejemplo), se firme pero no rudo ni dramático. El lenguaje sencillo, claro pero con el amor de un padre irá esculpiendo la piedra virgen que es la mente de vuestro hijo.

- Invítale a que pruebe a arriesgarse (intentando cosas nuevas) pero controlando el posible riesgo. Sin que él lo vea, sé su almohada por si se cae o su pañuelo por si llora pero no saques de quicio un caída, un golpe, una brecha o una frustración. Será labor tuya que interiorice también esta parte de nuestra existencia que es vital para el avance humano.

- No lo hagas todo por él, déjale que intente las cosas. Premia con tus palabras sus logros y muéstrale más apoyo sin cabe cundo no consiga lo previsto. Lo acabará consiguiendo.

- Evita hacer comparaciones entre él y sus hermanos o hermanas u otras personas. Cada niño es un mundo y no son comparables unos con otros. Cada uno debe desarrollar su propio modelo de vida y es fundamental tu apoyo para conseguirlo.

autoestima niños

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.