Bebé de 15 meses y sus avances ¡ya sabe soplar!

Ningún padre está exento de sentirse el ser más orgulloso del universo cada vez que su bebé  lleva a cabo un logro que, para su edad, nos parece extraordinario.

bebé y sus avances a los 15 meses

En realidad, si pensáramos en la velocidad de desarrollo de los “cachorros” humanos en comparación con el resto de cachorros de la naturaleza se nos quitaría esa cara de padre bobo-orgulloso a la misma velocidad que unos superan a otros pero, en fin…

El caso es que estos logros vienen cuando menos te lo esperas.

bebé y sus avances

Y son una prueba de algo que venimos diciendo mucho en este blog (no somos los primeros ni los únicos, faltaría más) y es que, como esponjas que son, los niños van a recibir la información y asimilarla después de un proceso en el que la observación, primero, y la imitación, después, son piezas claves en esta historia.

El caso es que, aunque nosotros sabemos que más que decirle a nuestro hijo insistentemente “haz esto, haz esto, haz esto…” hasta resultar cansinos, es mucho mejor hacer nosotros y asegurarnos de que nos vea para que acabe imitando, seguimos empeñados en meterle con calzador ciertas cosas y luego, en un alarde de independencia, nos deja con la boca abierta con cosas aprendidas por sus propios medios.

Nos ha pasado muy recientemente con el soplido.

SI lo pensáis, no es un gesto sencillo. Implica coger aire en los pulmones, hincharlos bien, impulsarlo hacia la boca y, una vez allí, y con los labios convenientemente colocados, dirigirlo hacia el lugar apropiado.No es sencillo, no..

el bebé ya sabe soplar

Pero hete aquí que este mes, cargado de cumpleaños en mi familia, hemos tenido la ocasión de asistir a varias celebraciones en las que, por supuesto, había que cumplir con el ritual de soplar las velas de rigor.¡Y mira que lo intentamos nosotros para su primer cumpleaños, allá por mayo! Pues nada…

Sin embargo, ahora, un día cualquiera, sin venir a cuento, le vemos que hincha el pechito, pone la boca en posición y emite un soplido que, cómo no, nos llena de ese orgullo inevitable y tonto de cualquier padre.

Así que, ahí lo tenemos, la primera cosas que ha aprendido solito nuestro bebé. O eso nos creemos nosotros…

Ay, cómo avanza este niño con sus quince meses.
 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.