Colecho. Mitos y verdades de dormir con tu bebé

Colecho

El colecho, o en otras palabras, dormir con tu bebé en la misma cama, no está muy bien visto en nuestra sociedad. Y yo me pregunto, ¿por qué?

Para nosotros fue un punto de inflexión en nuestras vidas: pasamos de no dormir ninguno de los tres a poder descansar medianamente bien, teniendo en cuenta que un bebé de mes y medio se despierta a comer durante la noche, por norma general. ¿Y dormir juntos es malo? ¡Para nosotros ni mucho menos! ¡De hecho fue una bendición!

Eso sí, tuve que hacer oídos sordos a los siguientes…

Mitos del colecho

  1. La vas a malacostumbrar. Luego no podrás sacarla de vuestra cama: en realidad la sacamos cuando quisimos. Estuvimos hasta los 4 meses durmiendo juntos y a esa edad montamos una cuna de colecho a partir de una cuna normal. Hoy mi hija duerme plácidamente en su cuna independiente, a sus casi 20 meses.
  2.  ¿Hasta cuándo va a dormir contigo?  Digo yo que cuando tenga 15 años no querrá verme ni en pintura, así que ¿por qué no aprovechar ahora? ;)
  3.  ¿Y si la aplastas?  Al principio te da un poco de miedo, pero parece ser que desarrollas un sexto sentido para que eso no ocurra. Y no solo la madre, también el padre.

Y en contraposición, me guié por las siguientes…

Verdades del colecho

  1. Dormir junto a tu bebé mola. Puedes sentir su respiración, su olor, sus movimientos…
  2. Porque se pega a ti como una pequeña lapita. ;) Sí, a veces no será lo más cómodo. Acabarás con el culo fuera o durmiendo de lado en un espacio de 10 centímetros, pero para eso se inventaron las cunas de colecho.
  3. Y, por último, puedes darle de mamar tumbada en mitad de la noche. ¡Más cómodo imposible! Cuando esté saciado se quedará dormidito y así descansaréis los dos mucho mejor.

 ¿Alguna opinión más a favor o en contra de colechar?

 Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.