Comer tus propios productos ¿Hacemos un huerto?

Llegados al punto de desconfiar de la mayoría de productos que nos ofrecen los comercios en cuanto a si sus productos contienen o no contaminantes, la única alternativa que queda para asegurarte de comer en condiciones es conrear los alimentos en tu propio huerto.imagen.aspxYa os he hablado en otros post de lo perjudicial que pueden llegar a ser los contaminantes químicos en los alimentos, pues son ingeridos y repercuten directamente en nuestra salud.Son muchas las escuelas que tienen ya un huerto urbano en el patio y llevan a cabo actividades educativas con los y las peques acercándolos a la naturaleza y a la agricultura de una forma lúdica.

En casa, podemos ampliar esta actividad sembrando fresas en una maceta por ejemplo. Las fresas silvetres son mucho más agradecidas que las comunes y para comer son una importante fuente de vitamina C.

comer del huerto de casa

Si nos queremos implicar más en la actividad hortícola y además nos gusta, podemos incluso tener un huerto urbano en el balcón. No se necesita un gran espacio ya que el huerto urbano puede construirse incluso en vertical. Existen muchas posibilidades para crear un huerto en casa, como por ejemplo usar palets o alguna superfície que permita colocar macetas una encima de otra.

comer productos del huerto urbano

Hoy en día tener un trocito de huerto para cultivar tus propias hortalizas es todo un lujo. De hecho, existe el concepto de “huerto de ocio” que podéis consultar en esta página Web que consiste en el alquiler de un trozo de parcela en la ciudad o en la periferia para que las familias puedan cultivar su propio huerto desde 30 euros al mes.

Incluso brindan la opción de sembrar tu propio árbol frutal a cambio eso sí, de pagar el árbol mismo (unos 50 euros) y unos 3 euros al mes de mantenimiento (poda y regado).

Si mi abuelo levantara la cabeza…¡No se lo creía!

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.