Cómo administrar la leche materna en prematuros

La leche materna de las madres que han dado a luz prematuramente es diferente de la leche materna de las madres que han dado a luz a término. Esta leche segregada después del parto prematuro, es más rica en proteínas, minerales y propiedades contra la infección. Además también tiene factores especiales que ayudan al sistema inmune inmaduro de su bebé. Algunos de los beneficios que obtendrá:

• Menor riesgo de infección.

• Menor riesgo de enterocolitis necrotizante (ECN), una infección de los intestinos.

• Mejor tolerancia a la alimentación.

• Menor riesgo de alergias.

• Mejor desarrollo cerebral y CI (Coeficiente Intelectual) más elevado.

• Menor riesgo de virus sincitial respiratorio (VSR), el cual infecta los pulmones y las vías respiratorias.

• Mejor desarrollo de los ojos.

Se puede dar a un bebé prematuro, pero la forma de empezar será diferente en un tiempo. Por norma general los bebés prematuros no están listos para ser alimentados directamente del pecho. En ese caso la madre se extraerá la leche materna y se administrará al recién nacido por otros medios. Digamos que de lo que va a depender el método de administración de leche al prematuro, es de si este tiene reflejo de succión adecuado o no.

La alimentación depende del reflejo de succión y deglución. El de deglución se inicia alrededor de la semana 16 de embarazo, cuando el feto empieza ya a deglutir el liquido amniótico. Todo esto se completa cuando aparece el reflejo de succión a las 20 semanas. Sin embargo para que el bebé mame directamente del pecho, necesita que haya una coordinación entre la succión y la deglución, y esto ocurre generalmente en la semana 32 de embarazo. Si tu bebé ha nacido antes de estas semanas puede que necesite otras técnicas para la alimentación  hasta llegar a esta coordinación.

En prematuros sin reflejo de succión.

- Se puede administrar por sonda naso gástrica intermitente. Una sonda naso gástrica es un tubo flexible de silicona que va desde la nariz hasta el estómago del bebé. A través de aquí se introduce la leche materna, de esta forma nos aseguramos de la alimentación y de la cantidad de leche que ingiere el bebé.  Puedes ir colocándolo sobre tu pecho mientras es alimentado por sonda, para que vaya poco a poco madurando el reflejo de succión, además lo ayudará a aprender la técnica y aumentar el suministro de leche materna (ya que al estimular el pezón se segrega prolactina).

En prematuros con reflejo de  succion.

Siempre que se pueda se colocará al bebé en el pecho para mamar directamente. Si esto no puede hacerse, bien porque haya algún impedimento, o por que el bebé este ingresado y la madre no esté presente en la toma, podemos administrar la leche materna bien por jeringa, cuchara, sonda, vasito o biberón.

-          A través de jeringa: para evitar que se derrame la leche, podemos introducir un dedo en la boca del bebé, apoyándolo en el cielo de ella, y asegurándonos que tiene el labio inferior evertido. Así conseguimos que el bebé succione de nuestro dedo como si estuviera mamando, mientras le introducimos por el lado la leche a través de la jeringa (Nunca meter la jeringa entera, tan solo el extremo de salida) Es una forma muy efectiva de alimentación.

- A través de vasito: Consiste en la alimentación mediante el uso de un vaso pequeño (que contiene 30 o 60 ml de leche). Es útil para evitar la confusión tetina / pezón cuando el bebé está aprendiendo a succionar. Lo han llegado a usar prematuros de hasta 30 semanas. La técnica es colocar el borde inferior del vaso sobre la lengua y dejar que la leche caiga suavemente sobre la lengua, y que sean ellos, con su propio ritmo, los que la ingieran. No dejar caer la leche hacia su garganta porque podría atragantarlos.

-          A través de biberón: Además de la técnica bien conocida del biberón, hay unos especiales que tienen una boquilla con forma de cuchara blanda que se apoya suavemente sobre el labio inferior de su bebé. Así evitamos la confusión tetina/ pezón y facilitamos la lactancia materna al pecho cuando pueda hacerse.

 

No hay nada mejor en el prematuro que la leche de su madre. Pide apoyo y ayuda si te encuentras limitada o con dudas, los profesionales harán todo lo que esté en su mano para facilitarte la experiencia.

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.