¿Cómo es la cabecita del bebé cuándo nace?

CARACTERÍSTICAS DEL RECIEN NACIDO

Parece que el bebé, los primeros meses de vida, debieran venir con un manual de instrucciones. Tienen muchas características diferentes y se producen muchos cambios pronunciados y rápidos en él en poco tiempo. Tienen cositas en la piel, hacen “caca” de colores cambiantes, su cabecita es blanda e irregular, etc. Por ello pondré algunas características típicas de los bebés al nacer, y sus primeros días de vida, para que, si eres madre primeriza, esto no te pille de sorpresa y te genere dudas o miedos.

La cabeza del bebé:

  • Fontanelas: Para el parto los bebés atraviesan el canal de la vagina, por tal motivo la naturaleza hace que el cráneo de los bebés estén formados por placas óseas móviles que puedan montarse entre sí. Hay cuatro  espacios blandos ubicados entre fontanelas-en-bebes
    estas placas de huesos que forman la cabecita del bebé, se conocen con el nombre de fontanelas, y se encargan de proteger la cabeza del bebé de posibles traumatismos y permiten que el cerebro pueda crecer y desarrollarse. Las fontanelas están formadas por membranas flexibles y resistentes. Aunque hay cuatro, las más llamativas son dos, la anterior, que es la mayor, y la posterior, que es la menor. La menor, o posterior, se cierra normalmente entre el primer y el tercer mes de vida, sin embargo, la mayor, o anterior, que es la que tiene forma de rombo, y se palpa fácilmente, se cierra entre los 8 y 18 meses de vida. Normalmente, el tejido fibroso que protege la fontanela es flexible, está ligeramente hundido respecto al resto de la cabecita y late débilmente. La fontanela se presenta ligeramente hundida cuando el bebé está deshidratado. En las visitas al pediatra, este se encarga de evaluar el estado de las fontanelas, y el cierre temprano o tardío de estas.
  • Cáput o tumor del parto: A consecuencia del paso que hace el bebé por el canal de la vagina (haceros la idea de que la cabeza intentando salir por un jersey de cuello vuelto) la cabecita del recién nacido suele estar deformada, a lo ancho o a lo largo, según la posición adoptada durante el nacimiento. Normalmente se  trata de deformidades fisiológicas y, por tanto, transitorias (desaparecen en las primeras horas o días de vida). El cáput o caput3newtumor del parto, aunque pueda sonar como algo preocupante, no es más que lo que estamos explicando en este párrafo, una especie de “chichón” que le sale al bebé por la posición que adopta en el útero el día de la dilatación y el parto. Esto se quita poco a poco al nacer, y no hay que darle más importancia. Así que, si oís en el parto que la matrona o el ginecólogo dice algo sobre el caput, no os asustéis.

Es importante, estos primeros meses en que la cabeza aún está “blandita” y los huesos craneales no están del todo fusionados, que los niños duerman boca arriba y los padres pueden alternar la postura de su cabeza hacia el lado izquierdo y hacia el derecho, para evitar que la cabeza esté apoyada sobre un mismo punto durante mucho tiempo.

El bebé debe estar poco tiempo en las sillitas en las que mantiene una postura fija de la cabeza, para evitar cambios de forma en la cabecita.

 

 

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.