¿Cómo se diagnostica la esterilidad?

La esterilidad se define, como habíamos comentado antes, como la incapacidad de la pareja para concebir, en un periodo de tiempo establecido. Según las fuentes, este periodo puede ser de 1 año (manteniendo relaciones sexuales sin protección)  o 2 años, aunque actualmente, casi en todas las comunidades de España, se comienza con el estudio de la pareja, al pasar tan solo un año de intento de embarazo sin conseguirlo.

Antes de utilizar una técnica de reproducción asistida, se debe diagnosticar la esterilidad. Para ello se realizan una serie de pruebas en ambos miembros de la pareja, para corroborar que hay un problema de tipo anatómico, funcional u hormonal, que está impidiendo que la mujer se quede embarazada. Os resumiré a continuación que suelen valorar y estudiar los profesionales,  en caso de que se sospeche que tengáis un problema a la hora de “estar embarazados”.

Las bases para establecer un diagnóstico de esterilidad son:

-          Hacer una correcta historia de la mujer y la pareja: edad (ya se ha comentado que la edad avanzada de la mujer es el primer factor que influye en la lentitud a la hora de conseguir embarazos) tabaco, alcohol, enfermedades, antecedentes de embarazos, abortos y partos, tiempo que se lleva intentando conseguir el embarazo, etc.

 

-          Se realiza una exploración física: se observan las mamas, la pelvis, el abdomen, la relación del peso con la altura, signos de síndrome de ovario poliquístico (aumento de bello en la mujer en zonas faciales, o en la línea bajo el ombligo).

 

-          Confirmar que existen ovulaciones en tus ciclos: para saber esto te preguntarán  sobre tu ciclo menstrual, normalmente una mujer que tiene regla cada 26-32 días de manera espontánea, ovulará de correcta manera, salvo excepciones. Normalmente a medida que aumenta la edad de la mujer, disminuye la cantidad de folículos con capacidad de desarrollo y maduración, pero también disminuye la calidad de los óvulos. Este patrón, no siempre se asocia a la edad avanzada, puesto que hay pacientes jóvenes que se comportan como mujeres mayores y viceversa. Para saber el potencial reproductivo que tiene una mujer, se suele estudiar su reserva ovárica, esto se hace analizando los niveles de ciertas hormonas en algunos días del ciclo.

-          Valorar la anatomía del aparato reproductor. Para visualizar si hay algún problema que evite el paso de espermatozoides por el cuello hasta el útero, o por las trompas. Para ello se pueden utilizar Ecografías, o pruebas en las que se introduce suero en la cavidad uterina para valorar cómo viaja por las trompas y si están o no obstruidas.

 

-          Demostrar que el semen es normal, para lo que se realiza un seminograma. Estudiando las características físicas y químicas. La movilidad de los espermatozoides, cantidad, y forma, entre otras cosas.

Cuando ya se han estudiado estos parámetros, se decide que técnica de reproducción asistida es la más adecuada para la pareja.

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Salud. Guarda el enlace permanente.