Contaminantes caseros o domésticos

Contaminantes caseros Hace tiempo que guardé como oro en paño este reporte de Mónica Salazar del boletín de familia libre sobre contaminantes y qué medidas están en nuestra mano para ofrecer un hogar sano a nuestra familia. A continuación os detallo mi humilde resumen sobre contaminantes caseros.

En una casa podemos encontrar contaminantes biológicos, eléctricos y químicos. Entre los contaminantes biológicos citaré los ácaros y las bacterias y/o virus mientras que los eléctricos pueden causar disfunciones en nuestro cuerpo como dolor de cabeza o mareos debido a la exposición continua a campos electromagnéticos. Los contaminantes químicos los encontramos en botellas o determinados plásticos como el Bisfenol sobre el que ya os hablé en otra entrada o el monóxido de carbono que se acumula por falta de una correcta ventilación.

Contaminantes caseros La naturaleza como siempre nos brinda su ayuda también en esta tarea de limpiar el aire de nuestros hogares a través de determinadas plantas. Existen plantas que ayudan a mejorar la calidad del aire en nuestros hogares y harán de ellos un lugar seguro para nuestros pequeños, más propensos a contraer enfermedades por su inmaduro sistema de defensas.

Las plantas que a continuación detallo son excelentes filtros de aire que eliminarán los contaminantes de casa:

  • -        Aloe Vera
  • -        Siempreverde
  • -        Palma de Bambú
  • -        Crisantemo
  • -        Espatifilo o Lila de la Paz ( Esta planta es la que tiene la flor parecida al lirio y suele ser blanca o roja)
  • -        Filodendro paraguayo o banano de mono (Esta planta tiene las hojas tipo palmera)
  • -        Hiedra
  • -        Lengua de suegra o rabo de tigre (sanseviera) (Esta planta es la que habíamos tenido siempre en casa de mi madre y ahora por fin nos la hemos agenciado de nuevo)
  • -        Margarita Africana
  • -        Potos dorado
  • -        Planta araña o mala madre (que yo conocía como “cintas”).

Además de adoptar alguna planta como filtro de aire natural no debemos olvidar ventilar con regularidad y cambiar la ropa de cama cada semana ya que los ácaros suelen permanecer en ella. Lo ideal es que el sol seque nuestra ropa ya que éste desinfecta y elimina ácaros y polen. Hace poco aparecía una noticia sobre lo perjudicial que es hacer la cama y la conclusión era que si no aireamos ni ventilamos la humedad que se crea entre las sábanas es un nicho acogedor para los ácaros. Así que esto va para todos los gandules y gandulas que no le encontraban explicación o lógica a lo de hacer la cama ;)

Contaminantes caseros

Si os ha gustado esta “clase sobre contaminantes caseros“, compártela con tus contactos de Facebook, Twitter... GRACIAS

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.