Cosas que hacemos mal en la siesta de los bebés

La siesta de los bebés es imprescindible para que pueda descansar y sentirse bien, además los padres muchas veces hacemos casi lo imposible para que nuestros pequeños puedan dormir y estar bien porque además de conseguir que estén menos irascibles también podemos lograr tiempo para nosotros mismos.

Pero los bebés en ocasiones desarrollan malos hábitos por cosas que los padres hacemos mal por el intento de que se duerman antes y descansen. Aunque esto no significa que estés haciendo nada mal, ¡todo lo contrario! Estás intentando que tu hijo descanse con todo tu amor. Pero en ocasiones estos intentos pueden desencadenar en malos hábitos que después hay que corregir.

piel bebe

Yo soy de las que defienden que cuando un bebé por ejemplo está malito, resfriado, padeciendo con la dentición… pues no pasa nada que seamos algo más flexibles en cuanto a los hábitos de dormir, siempre siguiendo las mismas rutinas, pero si necesita que su papi o su mami le cante una canción, le acurruque o le cante una nana, pues, ¿por qué no hacerlo?

Por ejemplo si un día coges a tu bebé y lo duermes meciéndole en tus brazos lo más normal es que al día siguiente sin decir nada te lo exija y tú sepas que te lo está pidiendo. O quizá prefiera dormirse en su hamaca porque el movimiento y el balanceo le calma lo suficiente como para relajarse.

happy smiling baby girl in pink hood with ears

Una de las cosas que se hacen mal en cuanto a la siesta de los bebés es no priorizar su sueño por culpa de los horarios tan ocupados que solemos tener siempre, por lo que el bebé acaba por hacer las siestas en el coche o en el carrito, algo que hará que asocie el movimiento del balanceo con dormirse y cuando tenga que dormir por la noche también lo exigirá.

También hay otra cosa que se hace mal que es no seguir unas horas de rutina para que tu bebé duerma, esto hará que sienta cierto descontrol y no sienta la seguridad que necesita. Los bebés necesitan saber qué ocurre en cada momento para estar tranquilos, así sabrán que después de comer toca dormir un poquito, si no sigues un horario puede que después le cueste dormir más de lo que te esperas.

bebe.11

Pero también debo decirte que no te tienes que sentir mal si tu bebé coge algún mal hábito en la siesta puesto que lo que has hecho es darle todo tu amor para que descanse. Después se corrige y no pasa nada. Recuerda que nunca está mal ser un poco flexible.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.