Cosas que no hay que decir a una mujer embarazada

Si eres madre o estás embarazada estoy segura que te gustará lo que hoy vas a leer. Muchas hemos sido víctima de estos ataques gratuitos mientras estábamos esperando la llegada de nuestros bebés. Hay personas que simplemente te dicen un comentario hiriente y te bajan de golpe de tu nube de embarazada. Pero simplemente no debes hacer caso de esos comentarios de personas aburridas que no saben ni cómo hacer un comentario acertado a una mujer embarazada.

En ocasiones en que alguien te diga un comentario que no te guste, seguro que ya has aprendido a reír y a retirarte para que se dé cuenta de que no te afecta. Hoy quiero hablarte sobre algunas cosas que no hay que decir a una mujer embarazada para que no lo digas o que si eres tú la víctima que sepas que simplemente, debes hacer “a palabras necias oídos sordos”.

dolor de espalda embarazada

¡Parece que vayas a estallar!

Cuando una mujer pasa de la semana 30 de embarazo es posible que empiece a escuchar esta frase demasiado a menudo. Honestamente, esto es lo último que quiere escuchar una mujer embarazada cuando sus hormonas están en pleno apogeo y no es capaz ni de ponerse la ropa de maternidad. ¿Por qué no le dices que tiene un brillo especial en la cara? Probablemente le harás mucho más feliz.

Ya te queda poco para aburrirte

Sí, es cierto que te quede poco de embarazo, quizá esta misma semana puedes dar a luz y hay personas que sólo se les ocurre decir que aproveches para dormir porque a partir de que llegue tu bebé sólo escucharás llantos, verás cacas, mocos, no dormirás, etc. Pero parece que se les olvida lo más importante de ser padres: la vida, los abrazos, las sonrisas y el amor. Esas recompensas diarias superan con creces cualquiera de los inconvenientes.

??????????????????

Duerme todo lo que puedas

Aunque es cierto que nunca volverás a dormir igual que antes de ser madre, las madres son muy conscientes de las noches en vela. No hace falta que lo recuerden cuando estás embarazada, sobre todo si quien te lo dice es una persona sin hijos y con todo el tiempo del mundo. En cambio si eres padre y tú tampoco duermes, entonces sí podemos hablar sobre el tema.

embarazo

Disfruta mientras puedas

No es mentira que el tiempo que tienes antes de ser padre cambia cuando tu bebé llega al mundo, pero no desaparece… el tiempo es el mismo, sólo que se disfruta diferente. Si puedes podrás ver películas, leer libros y cenar en restaurantes, podrás trabajar una carrera exitosa y que tu hijo sea feliz. Es cierto que no te irás de bares por las noches, si saldrás de copas, tus noches tendrás que ser planificadas, ni harás ejercicio en el gimnasio al mismo ritmo que solías hacer antes… Sólo tendrás que saber buscar el equilibrio y priorizar lo que realmente importa en la vida: la familia.

Si te ha gustado esta información, compártela través de tu Red Social Facebook, Twitter… ;-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.