Cosas que nos hacen llorar a todas las madres

Antes de ser madre simplemente no piensas en estas cosas, crees que es parte de la naturaleza que una madre quiera a sus hijos y ya está. Estás acostumbrada a que tu madre te quiera de forma incondicional porque “tiene que ser así”. Bueno, cuando una mujer se convierte en madre, justo en el momento que tiene en brazos a su bebé por primera vez, justo en ese momento y no en otro, es cuando las madres entienden muchas cosas sobre la maternidad de la mujer que les trajo al mundo.

El amor por un hijo

Desde que me convertí en madre y a medida que voy viendo cómo crece mi hijo, me doy cuenta de que el amor que siente una madre (no sólo las madres, también los padres) por un hijo es el amor más puro y limpio que existe en el mundo. No hay un amor igual entre las personas, porque por un hijo se hace posible de lo imposible y se sacan fuerzas de donde haga falta para que pueda crecer sano y feliz. 

mujer embarazada1Y no soy la primera y no creo que sea la única de todas las madres del mundo, que gracias al amor que se siente por un hijo se llora y mucho. Lloramos de felicidad, de tristeza, de cariño… lloramos de amor, por un amor tan puro que nada podrá destruirlo mientras nos quede aire por respirar.

Conexión entre madres

También desde que estaba embarazada y quedaba con otras madres embarazadas para las clases de preparación al parto, o cuando iba al hospital y hablaba con otras futuras madres… me daba cuenta de que todas, nos conociéramos más o aunque sólo llevásemos 5 minutos hablando, todas sentíamos una conexión especial. Pensaba que claro, estábamos embarazadas y todas queríamos compartir nuestras dudas y vivencias, pero después de ser madre me di cuenta de que esto era mucho más.

amor de madre mama

Cuando mi hijo ya llegó al mundo, me volví más sensible hacia las demás mamás, hacia todos los niños que me encontraba en mi vida. Es como si de algún modo cualquier cosa buena que le pase a otra mamá o a un niño/a simplemente nos llena los ojos de lágrimas de alegría sólo de pensar en el bien que les hace.

bebe y mama felices

Pero al mismo tiempo, me di cuenta que cuando a una mamá o a un niño les pasa algo desagradable, lloras… y lloras mucho. Porque de algún modo lo sientes también como algo tuyo, porque parece que cuando te conviertes en madre… es como si fueras un poquito madre de todos los niños del mundo. ¿Piensas igual? ¿Qué cosas te hacen llorar a ti como madre?

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación, Embarazo, Post Parto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.