Dientes e higiene y salud dental en los niños

Lavarse los dientes, ¿cómo hacer que este gesto se convierta en una rutina divertida?

aprender a lavarse los dientes

Los padres velan por la salud dental de sus pequeños pero para ellos, a veces, el uso del cepillo, el sabor de la pasta, tener que hacerlo tres veces al día y diariamente… no les hace demasiada gracia, por no decir ninguna.

Es por ello que, puedes recurrir a algunos trucos para que lavarse los dientes no se convierta en un suplicio, en llantos y lamentos porque no quiere hacerlo, sino que, aunque al principio le cueste o no sepa exactamente qué hacer, acabe por formar parte de su rutina diaria sin ningún tipo de problema.

De este modo, empecemos. Puede ser útil que cuando ya planees que vas a comenzar a explicarle la importancia de este gesto, el cómo hacerlo… unos meses previos incluyas por ejemplo en sus lecturas de antes de ir a dormir, libros sobre esta temática. Son realmente divertidos y vistosos, aparecen personajes graciosos y mediante estas historias irán asimilando que el cepillo de dientes es su amigo.

Asimismo, el primer día que vaya a lavarse los dientes, intenta animarle y motivarle a esto que, al ser novedoso, le atraerá, ya que a los pequeños todo lo que se salga de la rutina, le resultará de lo más llamativo y atractivo.

lavarse los dientes

De este modo, cuando lleguéis al cuarto de baño, es importante que el pequeño esté animado, que para nada llegue asustado o reacio a lo que le vas a explicar, ya que si es así, se negará o no tendrá ganas de hacerlo desde incluso antes de empezar.

A continuación, en este ambiente divertido y distendido, colócate o colocaros con él ante el espejo. Coged cada uno vuestro cepillo, y que por supuesto el suyo tenga un aspecto de lo más animado, es decir, que tenga alguno de sus personajes de dibujos favoritos o algún animalito gracioso. Asimismo, tendrá que tener las cerdas blandas, pensad en que así no sentirá molestias cuando comience a lavárselos.

A continuación, dejad que él mismo ponga un poco de pasta de dientes en el cepillo.

Ésta también es preferible que sea de un color atractivo y que tenga un sabor dulzón, así no le resultará desagradable.

Indicadle que abra la boca y empiece a frotar con el cepillo sus dientes, primero los de la parte delantera y luego hacia los lados, izquierda y derecha, arriba y abajo, pero siempre de arriba a abajo. Además recordadle que también debe cepillar la lengua, que no se le olvide. Vosotros a su lado, haréis lo mismo y él podrá ir mejorando los movimientos, siguiendo siempre vuestro ejemplo.

limpiar los dientes

Para que no se canse al minuto y lo deje, puedes decirle que tendrá que esperar a que acabe la canción que se escucha o que espere a que acabes el cuento que le lees hasta el final.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.