Libros que ayudan a dormir: Dormir sin llorar – El bebé es un mamífero

Así a bote de pronto…me vienen a la cabeza varios títulos de libros respetuosos con la crianza, que leí durante mi embarazo. “Dormir sin llorar” de Rosa Jové o “El bebé es un mamífero” de Michel Odent, reflejan fielmente el tipo de crianza por el que yo he apostado.

No quiero decir que un tipo de crianza sea mejor ni peor que otra, os hablo de la mía, que es la que después de leer mucho, me ha parecido la mejor para mis hijos (no para mí).

¿Dormir sin llorar o marcar unas costumbres desde bebé?

En esto del dormir de los bebés, suelen haber distintas opiniones. Aunque siempre hay matices, las dos posiciones que suelen enfrentarse son la que utiliza métodos para adiestrar a los bebés a dormir, o obligarlos a mi parecer, a dormir a una hora determinada sin tener en cuenta sus necesidades de ese día en concreto, y la posición que respeta los ritmos de sueño del bebé como un proceso evolutivo natural y diferente en cada personita.

En el blog de “Dormir sin llorar” podéis encontrar mucha información relacionada con este tipo de postura, que no método, ya que simplemente se apuesta por respetar al bebé de la misma forma que nos gustaría que nos respetaran a nosotros.

El bebé al nacer, como cualquier mamífero, busca el calor de su madre, la que le ha sostenido en su vientre durante 9 meses y la que le ha dado la vida. El bebé humano nace inmaduro, no sobreviviría sólo como puede ocurrir en otro tipo de especies.

Una cosa es “acompañar a dormir” al bebé, para conseguir que se sienta querido y otra dejarlo llorar sin poder cogerlo ni mecerlo. ¿No os sorprendería ver parir una vaca y que a los pocos días en lugar de dormir junto a su tierno ternero, lo dejara en un rincón sólo para irse ella a otro rincón?

Sí bien es cierto que hay bebés que tienen más dificultades para establecer sus patrones de sueño de una forma que a los adultos nos venga bien, hay otro tipo de “métodos” o formas de actuar, que pueden favorecer la conciliación del sueño sin necesidad de hacer sentir al bebé el abandonamiento que predica el método Estivill.

Elizabeth Pantley tiene un libro titulado “Dulces sueños” que también puede ser útil en el caso de que vuestro o vuestra bebé tenga dificultades para conciliar el sueño como la recomendación de quitar el pezón de la boca una vez que está dormid@, para que no se acostumbre a estar toda la noche con el pezón en la boca.

Pero eso sí, tened claro que si os toca un bebé que duerme como un lirón, os ha tocado la lotería. ;)

como dormir al bebé

¿Y vosotr@s, sois más de forzar o de respetar?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.