Ecografías durante el embarazo.

A pesar de que hay circunstancias que pueden hacer que te tengas que hacer más ecografías de control, o, si, por otro lado, por tu cuenta, pides más Ecografías en clínicas privadas, lo normal es que, si el embarazo es de bajo riesgo, se hagan 3 ecografías en todo el embarazo. Hablemos un poco de qué se ve en cada una de ellas, y en qué semanas se hacen:

ECOGRAFÍA DEL PRIMER TRIMESTRE

Esta ecografía es la primera que se realiza en el embarazo (a no ser que hayas tenido que hacerte alguna previa en urgencias por alguna causa). Se hace entre las 11 y las 13 semanas  + 6 días. Sus objetivos son:

-          Comprobar que el feto tiene latido cardíaco.

-          Determinar el número de fetos, y en caso de ser un embarazo múltiple, establecer número de placentas y bolsas.

-          Confirmar las semanas de las que estás embarazada. Como decíamos en el post de el cálculo de tiempo de embarazo, en estas semanas todos los bebés miden lo mismo, por lo que es la ecografía idónea para calcular las semanas exactas de las que estás embarazada, y se hace calculando la CRL (longitud céfalo-caudal, entre la cabeza y el culito del bebé)

-          Medir la translucencia nucal (debe ser menor de 3 mm) que es un espacio que hay en la nuca del bebé dónde se acumula líquido.  Y la presencia del hueso de la nariz del bebé (estos dos son marcadores que se utilizan para poder detectar cromosomopatías como el Síndrome de Down, o de Patau, o problemas del corazón).

 

ECOGRAFÍA SEGUNDO TRIMESTRE

Se considera la ecografía más importante en cuanto a que se encarga de comprobar la morfología del feto y de sus estructuras corporales para comprobar si todo va bien, o si hay alguna malformación. Se realiza entre las semanas 20-22 de embarazo. Sus objetivos son:

-          Comprobar la vitalidad del feto, mediante el latido del corazón, y los movimientos fetales.

-          Estudiar la anatomía completa del feto.

-          Valorar la placenta y el número de vasos del cordón umbilical ( 2 arterias y 1 vena)

-          Valorar el volumen de líquido amniótico.

-          Medir el Pliegue nucal ( debe ser menor de 6 mm) que es el pliegue de piel que se queda en la nuca del bebé, donde antes había un espacio.

-          Determinar el sexo del bebé, si su posición lo permite. A veces están colocados de forma en que no se ve el sexo. ¡Ya podéis ir pensando en nombres!

-          Se ve la posición en que está colocado el bebé; si está de nalgas ( con el culete o las piernas hacia abajo) o en cefálica ( cabecita colocada hacia abajo), aunque en estas semanas es muy normal que aún cambien mucho de posición.

ECOGRAFÍA TERCER TRIMESTRE

Es la última ecografía que suele hacerse, y se realiza entre las semanas 32 y 34 de embarazo. En esta ECO el bebé ya es suficientemente grande como para que no se le vea entero en una sola imagen, por lo que se hace la ecografía por partes.

Los objetivos son:

-          Determinar el crecimiento del bebé (calculando el Peso estimado, midiendo para ello el diámetro de la cabeza, de la barriga y la longitud del fémur de su pierna. Además se calcula en qué percentil está)

-          Valorar vitalidad del bebé.

-          Valoración del bienestar fetal : se observa el líquido amniótico, la placenta, y los vasos del cordón.

-          Se realiza un Doppler para evaluar el paso de la sangre por el cordón umbilical, determinante para un crecimiento fetal adecuado.

-          Identificar cómo está colocado el bebé. En estas semanas si es importante valorar si su cabeza está hacia abajo (cefálica) o son su culete o sus pies (podálica) los que lo están. Si en esta ECO se valora que tu bebé está en podálica, te pueden ofrecer alternativas, según el caso, o maniobras, que pueden favorecer que el bebé se dé la vuelta y cambie de postura. Nunca se asegura que se consiga, pero te dan la opción de intentarlo.

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo. Guarda el enlace permanente.