Ejercicio físico en los bebés para desarrollar cuerpo y mente

Es inevitable no dejar de sorprendernos al ver el ejercicio que físico que nuestro bebé realiza cada día y que, como si se tratase de una atracción de circo, le mostremos a las visitas los “adelantos” del peque en su alucinante viaje por el aprendizaje diario. El otro día, nos acompañaba en casa mi madre y yo sólo pretendía que viera cómo nuestro niño gateaba (¡que gatea ya que se las pela!) y cómo se sienta con una facilidad pasmosa.

Y lo hizo. No por contentarme a mí sino porque ve que hace gracia lo que hace y él mismo aplaude y se ríe al hacerlo.

primer ejercicio el gateo

Pero, como no deja de sorprendernos, nos “regaló” lo que yo sólo le había visto hacer en la cuna.

Con su gateo raudo, se acercó a una cajonera cuyos cajones no tienen tiradores sino un rebaje para meter la mano y tirar del cajón. Perfectos para agarrarse y darse impulso.

No sé de dónde la habrá sacado pero llevaba la idea de ayudarse de esos huecos para, desde el suelo, ir elevándose poco a poco hasta quedar de pie, tambaleándose (ligeramente; sorprende ver cómo sólo timbrea en ocasiones contadas) pero dominando desde su recién estrenada nueva altura el mundo que le rodea.

Nosotros le animamos a que haga esto y muchas otras cosas. Nos mantenemos cerca por si podemos evitarle una caída gorda (aunque también formaría parte de su aprendizaje) pero, sobre todo, le dejamos hacer.

Porque él mismo irá dictando qué ejercicio hacer en cada momento y cuándo comenzar a hacerlo. Lo que es muy importante es permitirle que lo haga, fomentar que lo haga. Los parques están bien para dar una “tregua” a los padres (que no viene mal, a veces) pero favorecen menos el ejercicio.

Y es que si el bebé gatea, se retuerce, se estira, agarra cosas, las tira, hace el esfuerzo de sentarse o intenta ponerse de pie y lo consigue, entonces, se está moviendo en él algo más que sus músculos novatos.

ejercicio fisico

El ejercicio estimula el desarrollo del cerebro ya que se produce un mayor número de interconexiones cerebrales en su ejecución.

Además, como suele hacerlo acompañado de sus adultos que le jalean y animan, contiene un factor emocional fundamental para su desarrollo personal.

Pero es que también está demostrado que durante el ejercicio se genera más hormona del crecimiento.

Desde que son bien pequeños, ciertos ejercicios (como dejarles boca abajo para que levanten la cabeza y fortalezcan los músculos del cuello o, algo mayores, tumbarles boca arriba, cogerles las manos, levantarles y dejarles en posición de “V” unos segundos le ayudará a desarrollar los abdominales) son muy beneficiosos y a lo largo de su vida serán fundamentales para alcanzar unas cotas de crecimiento (en el más amplio espectro del término) óptimas.

Además, a los padres, nos permite establecer unos vínculos mucho más fuertes con nuestros hijos con lo que ganamos todos. ¡Que me digan a mí lo que disfruto cuando le echo a mi pequeño carreras de gateo y le veo partirse de la risa!

ejercicio en niños

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.