El debate de tener al bebé en brazos, ¿se acostumbrará o no?

¿El bebé se acostumbrará a estar en brazos y por eso no es aconsejable cogerlo demasiado o es mejor tenerle en brazos para que sienta nuestro cariño y afecto y esto no influirá en que pida más o menos nuestros brazos? con estas dos afirmaciones ya está abierto el debate y es que continuamente los padres se plantean estas preguntas y aunque hay muchos consejos, opiniones, puntos de vista…

el debate de tener al bebe siempre cogidoel debate de tener al bebé

Lo cierto es que no hay nada claro en torno a el debate de tener al niño en brazos.

Sin embargo, al menos durante los tres primeros meses de vida, la mayoría de los especialistas que el pequeño no se acostumbra, ya que no tiene capacidad para asimilar este comportamiento, por lo que hasta el tercer mes no salten las alarmas.

Después de este primer trimestre, yo creo que lo que debe reinar es la coherencia y el sentido común. Es lógico que nuestro bebé nos reclame más y quiera estar más tiempo en brazos, que desee sentir el contacto de nuestra piel, acurrucarse con nosotros… y también lo es, que nosotros queramos sentirle cerca, abrazarle, acariciarle, notando el tacto de su piel… Por ello, personalmente, considero muy importante que exista ese contacto entre madre o padre e hijo.

el debate de tener al niño en brazos

Y es que, aunque hay casos en que los pequeños por su propia forma de ser reclaman más atención por parte de los padres que otros, si nos ponemos en su lugar, en cómo viven ellos sus primeros meses, los miedos que pueden sentir ante todo lo que les rodea y que desconocen, la inseguridad y el temor a estar solos… es lógico que reclamen estar junto a sus padres, especialmente junto a su madre, ya que, durante nueve meses ella ha sido su hogar, y nunca mejor dicho.

Sin embargo, conforme vayan creciendo, esa “dependencia” deberá ir disminuyendo y les iremos acostumbrando a que se sientan bien y seguros sin estar en brazos. Por ejemplo, para que comience a estar a gusto en su cuna o en su hamaca, será útil colocarle en ella y ponerla cerca de donde estemos haciendo cosas. De este modo, si estamos trabajando con el ordenador, y colocamos al pequeño en su hamaca en una posición en la que pueda vernos, se sentirá reconfortado por nuestra presencia.

Por otro lado, cuando llore, poco a poco también iremos dándole un poco de margen, es decir, no acudáis a su llamada en cuanto la primera lágrima recorra su cara. Dejad que aprenda progresivamente a tranquilizarse por sí mismo, aunque sin caer en el extremo de dejarle llorar durante mucho tiempo, tampoco hay que llegar a los extremos.

el debate de coger al bebé siempre

También deberá aprender a entretenerse, por eso, optad por darle juguetes, sobre todo, con sonidos o con diferentes texturas… es importante que se vayan adaptando a no depender en todo momento de vosotros.

 Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.