El desayuno en la edad infantil, una de las principales comidas

El desayuno en la edad infantil es fundamental

La alimentación es un factor fundamental para el crecimiento y desarrollo de las personas durante la infancia. Los hábitos alimentarios y los estilos de vida que se adquieran en este período perduran para toda la vida e influyen notablemente en los hábitos alimentarios de la edad adulta.

breckfast

Aunque ha ido creciendo la influencia del comedor escolar, sigue siendo la familia la principal referencia en relación con la alimentación del niño.

Una dieta equilibrada ha de distribuirse en 4 o 5 comidas a lo largo del día: el desayuno proporciona el 25% de las calorías, la comida del mediodía el 30%, la merienda el 15-20% y la cena el 25-30%.

El desayuno en la edad infantil se considera una de las principales comidas, con repercusión en el estado de salud del niño y también en el rendimiento escolar.desayuno

En la escuela las clases que requieren un  mayor rendimiento se establecen en las dos primeras horas de la mañana, si no se ha desayunado bien la capacidad de concentración disminuye, aunque luego se tome algo en el recreo no compensa el déficit que el niño ha tenido en la primera parte de la jornada y en el recreo se toma un tentempié no un desayuno completo, pues es un tiempo importante también para jugar.

A pesar de que todos sabemos esto, muchos de nuestros niños acuden al colegio sin desayunar o con un desayuno insuficiente, este mal hábito también influye en el riesgo de obesidad infanto-juvenil.

Nuestro cuerpo regula la energía que necesita. Cuando el desayuno en la edad infantil es completo y saludable el resto de las comidas suelen ser más equilibradas, pero si no se ha desayunado bien al llegar a casa se come con más avidez y se tiende sobre todo a alimentos hipercalóricos, de consumo rápido (snacks) porque llegan con mucha hambre.

breckfast childrens

¿Por qué el desayuno en la edad infantil no sé hace?

Las razones para que los niños no desayunen son varias, según han demostrado diferentes estudios:

  • Porque muchos no tienen sensación de hambre recién levantados.
  • Porque nos levantamos con el tiempo justo para llegar a la escuela. Esto se da con más frecuencia en adolescentes, en los que el ciclo de sueño empieza más tarde por la noche y les cuesta más levantarse pronto por las mañanas.
  • En las chicas, por adelgazar. Aunque ya sabemos que si se saltan el desayuno favorecen la obesidad.
  • En otros es porque prefieren tomar algo en el recreo con sus amigos.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Paloma

Enfermera Pediatría
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.