Embarazo en la adolescencia: riesgos

El embarazo en la adolescencia es más común de lo que parece. Actualmente, a pesar de la existencia de numerosos medios anticonceptivos y de campañas que recuerdan la importancia de usar estos medios, son muchas las chicas adolescentes que se convierten en mamás y sin duda, es importante destacar que existen ciertos riesgos y no sólo de carácter físico, sino también psicológico, así como incluso problemas de tiempo social. De este modo, según reflejan los datos, una de cada cinco mujeres en todo el mundo se convierte en mamá antes de cumplir los dieciocho años.

embarazo en la adolescencia

Por ello, es importante hacer balance de la situación y un resumen de cómo puede ser este embarazo en la adolescencia o embarazo precoz. En primer lugar, en relación al aspecto físico, los especialistas afirman que la edad ideal para ser mamá oscila entre los 20 y 35 años, ya que es cuando el cuerpo de la mujer está mejor preparado para albergar en su vientre a un bebé. De hecho, los embarazos adolescentes se consideran de alto riesgo y a menudo suelen presentar ciertas complicaciones.

embarazo en la adolescenciaAdemás, con frecuencia, las adolescentes no siguen las recomendaciones que son tan importantes durante el embarazo, a veces por falta de madurez, otras por una reacción rebelde ante lo que se le dice que deben hacer e incluso porque en ocasiones la noticia del embarazo les afecta demasiado a nivel psicológico y se sienten perdidas.  Aun así, es cierto que esto no sucede con todas las embarazadas que son adolescentes, algunas se conciencian desde el comienzo de la importancia de cuidarse.

¿A qué me refiero con no seguir las recomendaciones? A que en muchos casos no se alimentan adecuadamente, siguiendo una dieta equilibrada y no tomando aquellos alimentos que están contraindicados durante el periodo de gestación. Asimismo, tampoco abandonan malos hábitos tales como fumar, que afecta muy negativamente tanto a ellas como al bebé. Del mismo modo, en estos casos, hay mayor probabilidad de que se produzcan abortos espontáneos, así como partos prematuros e incluso que el pequeño nazca con un peso bajo, debido a que, como el útero de la mujer no está totalmente desarrollado, el pequeño no nace con el peso adecuado. Además, si la mamá es menor de 15 años, recientes estudios han demostrado que es más probable que el bebé al nacer tenga algún tipo de malformación.

embarazo en la adolescenciaDe este modo, a las secuelas o complicaciones físicas de este embarazo precoz, no son menos importantes las de tipo psicológico para la joven. El miedo a recibir el rechazo de la sociedad o a no sentirse apoyada por su entorno suele ser uno de los principales problemas. Y es que, aunque en algunos casos las chicas cuentan con el apoyo familiar, en otros, no sucede así y pueden darse situaciones muy complicadas de discusiones y rupturas familiares al conocer la noticia. Por otro lado, el miedo a abandonar su vida y empezar este camino hace que, en ocasiones, estas niñas, no quieran tener el bebé, que les asuste esa responsabilidad e incluso que no estén dispuestas a dejar sus estudios, sus relaciones sociales… en definitiva, su vida antes del embarazo.

Todo ello puede llegar a provocar depresiones, estados de ansiedad, tristeza, baja autoestima… lo que sin duda, también es perjudicial para el pequeño.

embarazo en la adolescencia

De este modo, tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) es fundamental que la sociedad se conciencie sobre este tema y creo que de todas las recomendaciones que da dicha organización la más importante es la de que los jóvenes tengan una buena educación sexual en su propio entorno familiar. Es decir, es fundamental que exista una buena comunicación entre padres e hijos para que sean ellos los que les eduquen en primera persona, más allá de las campañas y movimientos de sensibilización que existen en torno al embarazo en la adolescencia.

Si te ha gustado esta información, no dudes en compartirla con tus contactos en tu red social favorita: Facebook, Twitter… GRACIAS :)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.