Encopresis

Aunque es menos habitual que la enuresis, también podemos encontrarnos con que nuestro hijo con 5 años es incapaz de controlar las heces. Cuando esta deposición de las heces es reiterada y se produce tanto voluntaria como involuntariamente, en sitios o lugares inadecuados, al menos una vez al mes y durante un periodo de tiempo no inferior a tres meses, estaríamos hablando de encopresis. Además para hacer este diagnóstico, el niño debe tener al menos una edad cronológica y mental de 4 años y dicho problema no debe ser consecuencia de una enfermedad médica ni debido a la ingestión de un laxante.

Dicho problema suele producirse durante el día, a diferencia de la enuresis, que es más frecuente por la noche. La encopresis lleva consigo muchas dificultades para los pequeños, porque además del problema que ocasiona la incapacidad para controlar las heces, suele ir acompañado de muchas burlas y risas por parte de otros niños. Lo cual es sumamente importante tenerlo en cuenta para evitar el sentimiento de inferioridad y aislamiento social que puede producirse a consecuencia de las burlas.

niños 4 años

¿Es muy común?

Se estima que el 1% de los niños de 5 años de edad presentan encopresis, pero la prevalencia desciende con la edad, siendo muy raro en la adolescencia.

Además, se ha encontrado que la encopresis es más común en niños que en niñas, en una proporción aproximada de 3 o 4 varones por 1 mujer.

En los casos de encopresis, a diferencia con la enuresis se hace mucho más común que los niños además de presentar este trastorno presenten otros problemas asociados. Como conductas de evitación social, enuresis o trastornos del comportamiento como el disocial o el negativista desafiante. De los cuales os hablare más adelante.

¿Cuándo se diagnostica encopresis?

En general no suele diagnosticares hasta los 4 años de edad como mínimo. La encopresis puede ser:

-Primaria: cuando el niño aún no ha adquirido en ningún momento el control de la expulsión de heces.

-Secundaria: cuando aparece tras haber manifestado el niño durante un tiempo, el control de las heces.

Uno de los datos más positivos de este trastorno es que es muy habitual la remisión espontánea, más que en la enuresis. Siendo frecuente la desaparición, casi en la totalidad de los casos, en la pubertad.

4 años niño

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.