Enseñar a los peques a reciclar

Enseñar a los peques a reciclar es importante. Cuidar el medio ambiente es tarea de todos y, sin duda, también los niños deben aprender desde que son muy pequeños a que con simples gestos podemos proteger el mundo en el que vivimos. Aun así, según indican los estudios, en España sólo se recicla el 11 por ciento del total de los residuos, razón más que suficiente para que desde la infancia se adquieran estos hábitos, ya que, de este modo los niños seguirán comportándose así cuando vayan creciendo.

enseñar a los peques a reciclar

Por ello, desde los tres añitos aproximadamente, ya se puede enseñar a los peques a reciclar, porque entenderán tanto lo que supone en la teoría como en la práctica. Es importante que sus padres les expliquen en un lenguaje adaptado a su edad evidentemente los beneficios de cuidar el planeta y que, sean ejemplo para ellos, tanto para entender en qué consisten estos gestos cómo para adquirir el hábito de hacerlos en su día a día.

enseñar a los peques a reciclar

El primer paso para enseñar a los peques a reciclar será enseñarles a separar y desechar la basura que generamos en casa, en los diferentes contenedores indicados para ello. Sin duda, el hecho de que sean de colores puede hacer que les llame más la atención, por lo que, al igual que están en la calle, también compraréis cubos de esos colores para colocarlos en casa. Explicadles para qué sirve cada uno y como al principio son pequeños y lo olvidarán, puede ser una buena idea y, a la vez divertida, que ellos mismos elaboren dibujos para colocarlos en los cubos de basura e identificar la finalidad de cada uno.

enseñar a los peques a reciclar

En primer lugar, habrá uno, que es el tradicional y en el que deberán aprender que ahí deben echar los restos de comida, por ello, harán un dibujo en el que aparezcan algunos de los alimentos que suelen comer. Así sabrán que cuando acaben, deberán depositarlos ahí. Para el contenedor amarillo, podrás animarles a hacer un dibujo de una botella de plástico, por ejemplo, una lata de refresco o un brik de leche. En cuanto al azul y siempre con el objetivo de que al ver su propio dibujo recuerden para qué es cada cubo, podrá dibujar algunos papeles y la caja de cartón de sus galletas favoritas, por ejemplo. Finalmente en el verde, tendrán que tirar los envases de vidrio, como el del tomate, entre otros. Si le conviertes en protagonista de esta organización del reciclado, poco a poco, adquirirá el hábito en casa y luego lo repetirá en la calle. También deberéis explicarle que hay otros contenedores, como el de la ropa usada, el de las pilas e incluso el del aceite.

Además de reciclar los desechos, también deben aprender otros comportamientos que formarán parte de esta educación medioambiental de cara al ahorro energético o de recursos. Es decir, los papás y mamás le explicarán la importancia de aprovechar bien los papeles, dibujando o escribiendo por delante y por detrás, de apagar las luces De las habitaciones en las que no estén, de cerrar el grifo cuando acaben de lavarse las manos o los dientes, por ejemplo… Si los pequeños se acostumbran a prestar atención a estos gestos, lo acabarán haciendo inconscientemente.

enseñar a los peques a reciclar

Finalmente las manualidades son una forma de que entiendan la finalidad del reciclaje y a la vez de que se diviertan. Así, cogeremos los envases de los yogures, las botellas, las cajas de cartón, los tapones… para crear muñecos, castillitos, todo lo que se les ocurra a ellos y a vosotros. Es una forma de que los pequeños desarrollen su creatividad, dándole un segundo uso a estos materiales.

Si te gusta esta información, compártela en tu red Social Facebook, Google+… GRACIAS

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.