ESPASMOS DEL SOLLOZO

 

Se define al espasmo del sollozo, como aquel trastorno que se caracteriza por crisis recurrentes de apnea transitoria (falta de la respiración), pérdida de la conciencia y postura anormal. 

Los espasmos del sollozo suelen ser aterradores para los padres. En ellos los niños contienen la respiración llegando incluso a desmayarse. Puede ocurrir entre los 6 meses y los 6 años, aunque es más frecuente entre los 6 y los 18 meses.

Aunque puede ser inquietante para los que los presencien, los espasmos del sollozo no son perjudiciales y no representan ningún riesgo serio para la salud del niño.

Un espasmo suele durar apenas unos segundos hasta que el niño recupera la conciencia y su respiración normal.

En la mayoría de los casos, los espasmos de sollozo pueden preverse e incluso evitarse una vez se identifican las causas que los provocan. 

 

TIPOS DE ESPASMOS DEL SOLLOZO 

Difieren en las causas y en sus características: 

Espasmos del sollozo cianóticos: Se produce cuando un niño deja de respirar y su cara se vuelve de color azul. Suelen estar provocados por algo que produce disgusto en el niño, como que se le reprenda por algo. Los padres que ya han sido testigos de espasmos del sollozo cianóticos, saben exactamente cuándo está a punto de producirse uno nuevo, porque la cara del niño empieza a tomar lentamente un tono azul, que puede ir de azul pálido a casi morado. 

Espasmos del sollozo pálidos: Son menos comunes y más imprevisibles, porque ocurren cuando un niño sufre un susto o un sobresalto repentino (como que alguien le sorprenda viniendo por detrás). A diferencia de los espasmos del sollozo cianóticos, estos niños quedan pálidos, casi blancos durante el episodio. 

Los dos tipos de espasmos provocan que los niños dejen de respirar y pierdan la conciencia durante hasta un minuto. En los casos muy extremos, los niños pueden sufrir convulsiones. Tener una convulsión no significa una lesión a largo plazo. 

Si la respiración se interrumpe durante un minuto:

Mantenga la calma y

  • Compruebe que el niño no tenga comida o algún objeto en la boca que suponga un riesgo de atragantarse al recuperar la respiración.
  • Gírelo para ponerlo de lado.
  • Aparte cualquier objeto o mueble cercano por si su hijo sufriera una convulsión.
  • Empiece a practicarla ReanimaciónCardiopulmonar(RCP) si su hijo no vuelve a respirar en un minuto.  

Cuándo se debe ir al médico

Si éste es el primer espasmo de sollozo del niño, solicite asistencia   médica. Aunque los espasmos de sollozo no son perjudiciales, a veces pueden ser un signo de algún problema de salud no detectado y se debería verificar que no sea el caso.

Si se descarta la existencia de algún otro problema, el médico puede ayudaros a descubrir qué es lo que ha provocado el espasmo del niño, como evitar futuros espasmos y cómo actuar si se vuelven a producir.

Prevenir futuros espasmos

Una vez los niños desarrollan mejores habilidades para enfrentar las situaciones difíciles, suelen superar los espasmos de sollozos.

Intenta no ceder ante las rabietas y el comportamiento obstinado; los niños pequeños necesitan límites y normas para sentirse seguros y mantener un equilibrio emocional.

avatar

Acerca de Paloma

Enfermera Pediatría
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.