Gotas medicinales para niños, ¿Cómo aplicarlas?

La aplicación de gotas resulta a veces molesta incluso para los adultos, por ello no es deextrañar que, en el caso de los niños, esto se convierta en momentos de llantos, gritos, lamentos… porque no quieren que les echemos las gotitas, una mezcla de miedo y de rechazo. Aun así, cuando nuestro pequeño está malito no hay otra opción para que se cure y por ello, lo mejor es encontrar algunos trucos o métodos para que sea más llevadero y no lo pase mal.

gotas aplicación

Sobre todo durante los dos primeros añitos, suele ser común que, en vez de otro “formato” de medicamento, nos recomienden o prescriban gotas para los pequeños de la casa.

En primer lugar, para aplicar bien las gotas, es muy importante que les transmitamos tranquilidad, que no perdamos la calma, ya que, papás y mamás, si os nota seguros y relajados, influiréis en ellos, que confiarán en que no pasará nada.

En el caso de las gotitas para los ojos, es importante que, antes de proceder a echarle las gotas, les limpiéis con mucho mimo y delicadeza los ojitos con dos gasas esterilizadas mojadas en suero. No uséis una para los dos, ya que, se contagiaría la infección de uno a otro. Aunque es importante que lo hagas con dulzura, tampoco tardéis mucho, ya que, de lo contrario se cansará antes de que lleguen las gotas.

gotas, aplicación fácil

En el momento de la aplicación, para que no le resulte incómodo estar con la cabeza para atrás, es mejor que se tumben en el sofá o en una cama para que ya estén en esa posición inclinados y se sientan cómodos para echarle las gotitas. Si se empeña en no abrir los ojos, distráele con algo, ya sea, algún juguete o con algún dibujo animado. Lo mejor es no darle importancia a este momento. Si en cambio las gotas son para el oído, volveremos a tumbarle, en este caso de lado. Es importante que calientes las gotas frotándolas con tu mano, ya que, la sensación será más agradable que si las siente frías.

gotas, aplicación

Ante todo, es importante que calculéis bien la posición al echar las gotas para que caigan las justas y necesarias en el lugar indicado. Y es que, ya que no será agradable para ellos, al menos que hagan su función a la perfección y se pongan buenos lo antes posible.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.