Guardería pública VS guardería privada (II)

Si en el post de ayer comentábamos las ventajas y desventajas de llevar a nuestro hijo a una guardería pública, hoy me centraré en las privadas. Así tendremos una visión completa y general para decidir mejor.

Comencemos, pues, con los puntos a favor y en contra de las escuelas infantiles privadas.

Guardería

Puntos a favor de la guardería privada

Para mí su baza principal es la flexibilidad horaria. Ya no solo porque puedes elegir la franja de tiempo que quieres llevar a tu hijo (dentro de unos límites, claro), sino porque en algunos casos también puedes decidir llevarle solo ciertos días de la semana. Pongamos por ejemplo que trabajas solo 3 días en semana y libras 2. Raro, sí, pero haberlos haylos, como las meigas. Puede que solo te apetezca llevar a tu hijo a la guardería cuando de verdad lo necesitas. Y esa flexibilidad la encuentras en un centro privado (siempre que admitan tu situación).

El precio es otra de las razones que considero importantes. Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, claro está, pero, paradójicamente, quizá no podemos pagar una guardería pública (sí, has leído bien. En Madrid una guardería pública puede salirte más cara que una privada), con sus instalaciones súper chulas y su patio, porque nos obligan a llevarles hasta las 3 ó 4 de la tarde y nos lo cobran así.

Además, si optamos por un centro privado podemos solicitar a su debido tiempo el Cheque guardería: una ayuda de 100€ al mes para costear parte del importe de la guardería que viene realmente bien.

Puntos en contra de la guardería privada

Como ya hemos comentado, una de las desventajas de las guarderías privadas es lo relativo a las instalaciones: a menudo más pequeñas y sin patio.

Y la otra, y no menos importante, la poca involucración de los padres: dejas a tu hijo en la puerta, sin poder acompañarle a su clase, y le recoges ahí mismo, sin ver cómo interactúa, cómo se comporta o las actividades que realiza.

Sopesando todas las variables, a las que se suma el hecho de que mi hija nació en octubre y tuve que incorporarme a mi puesto de trabajo en marzo, decidimos llevarla a una guardería privada. ¿Balance? Fue una buena elección. Por eso al año siguiente no cambiamos.

¿Y tú? ¿Llevaste a tu hijo a una guardería pública o privada?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.