La autonomía de tu pequeño: ayudándole a avanzar

Para todo niño empezar la autonomía suficiente no es fácil, tener que  controlar su cuerpo e ir madurando es, sin duda, un proceso muy importante y por ello, es fundamental que sus padres comprendan y valoren ese desarrollo, pero siempre sin atosigarle ni presionarle. Cada pequeño tiene sus propios ritmos y no todos, empiezan a la vez a atarse los cordones de los zapatos, ni a vestirse sin que mamá les guíe e incluso a comer y coger ellos mismos la cuchara.

la autonomía de tu pequeño

Ese paso de ser totalmente dependiente de mamá y papá a comenzar a hacer cosas por sí mismo, sin apenas ayuda y por consiguiente poco a poco sentir que son capaces de comer sin que su madre le sostenga la cuchara, por ejemplo, significa mucho para el niño, aumentando su autoestima y la confianza en sí mismo.

Es por ello, que vosotros, papás y mamás, tendréis un papel importante en esto de la autonomía. Por un lado, colaborando y ayudándole, sin que esto signifique facilitarle demasiado todo, ya que de este modo, el pequeño no tendrá ocasión de equivocarse y aprenderlo por sí mismo y por otro, siendo coherentes a la hora de prestarles esa ayuda, sin acabar presionándole o confundiéndole.

la autonomía de tu pequeño

Y es que, es cierto, y así lo demuestran algunos estudios, que los padres a veces no son conscientes de que al forzar o acelerar ese ritmo para adquirir la autonomía deseada logran totalmente lo contrario.

De hecho, el Instituto Pikler, institución de nacionalidad húngara, afirmaba en un estudio recientemente que, en ocasiones, son los propios progenitores los que, presionando al niño, pueden influir significativamente en el desarrollo de su personalidad.

Por ello, en primer lugar, debéis ser conscientes de que el proceso de maduración es diferente en cada pequeño y eso no se debe forzar. Sí que podéis ayudarle o motivarle pero no querer acelerar este desarrollo. Suele ser común que los padres comparen a sus pequeños con otros niños y que, al ver que otros son capaces de hacer quizás más cosas por sí mismos, se agobien y acaben agobiando a su hijo.la autonomía en los niños

En definitiva, ante la pregunta de ¿qué debo hacer como padre para ayudar a que mi pequeño gane autonomía? Dicha teoría de Pikler afirma que lo mejor es que más allá de, como os decía, influir directamente en sus comportamientos, lo mejor es facilitarle que lo consigan, poniéndole, por ejemplo a su alcance los objetos para que pueda llegar a ellos o colocándole un velcro en vez de un botón en su camisa para que el pequeño lo haga con menor dificultad.

Por otro lado, será fundamental para que avance en su autonomía que se creen rutinas, es decir, que le acostumbréis a que las cosas estén en ese mismo lugar, por ejemplo y por supuesto que seáis coherentes a la hora de que si comienza a vestirse sólo, le dejéis que lo haga por sí mismo todos los días y no, un día sí y otro no. Y es que, quizás un día tengáis prisa y le vistáis vosotros o le deis de comer para acabar antes.O, que también ocurre a menudo, por ejemplo, que mamá sí le ayude y papá no. Tendréis que ser coherentes y no confundirle, ya que, de este modo, no avanzará. Por supuesto, explicadles cómo debe hacer cada cosa para que luego él vaya desenvolviéndose sin ayuda y por supuesto, reconocedle y elogiarle cuando lo haga bien.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.