La mochila de tu pequeño ¿pesa demasiado?

Yo también recuerdo cuando era pequeña que a veces llevar la mochila del cole se hacía una tarea complicada, ya que, son muchas las cosas que portaba cada día. Los libros, el material escolar, ya sean los lápices de colores, gomas, sacapuntas… y por supuesto, los muy pesados cuadernos, cada uno para una asignatura. Con todo ello, vengo a contaros que, a veces, no somos conscientes de que esto puede llegar a tener graves consecuencias.

mochilas-guarde-comida1

A menudo veo esta misma imagen que, como decía, me recuerda a mí misma siendo una pequeña. Y ahora, con la madurez de la edad, me hago esta pregunta, ¿en serio es necesario que lleven tantos objetos que acaban provocando dolores y lesiones de espalda, fatiga muscular…y más problemas? Por ello, es interesante sentar las bases sobre qué hacer o qué consejos seguir, en estos casos, para que los pequeños no acaben sufriendo estas consecuencias.

En primer lugar, los expertos hacen hincapié en que es importante valorar el tamaño y el peso del pequeño a la hora de comprarle la mochila y que el peso que carguen no supere en ningún caso el quince por ciento de su peso.

dibujo niño con la mochilala mochila, una carga pesada para los peques

Pero también hay una serie de consejos, como decía, para comprar una mochila “correctamente”. Ante todo, deberéis controlar el peso y organizar bien el material del pequeño para que “no se lo lleve todo”, algo que suele ser muy típico, ya que puede que tu hijo piense que podrá utilizar todo el nuevo material que tiene. Hazle entender que todo no puede llevarlo y que, en función de lo que necesite cada día, deberá llevar unas cosas u otras. Por supuesto, en algunos casos, también puede ser útil que los padres hablen con el profesor para indicarle que su pequeño no puede cargar tanto, para que se opten por opciones alternativas, por ejemplo, dejar material allí en el colegio.

En cuanto a la mochila en sí, en el caso de que la lleve colgada, fijaos en que tenga buena sujeción, es decir, que las correas sean anchas y también acolchadas, así como la parte trasera, la zona que tocará con su espalda.

la mochila de tu pequeño

Tampoco podéis olvidar que la mochila debe colocarse a una altura determinada. Lo recomendable es que esté más o menos a cinco centímetros de su cintura y por supuesto, que siempre la lleve colgada de ambas tiras o correas porque así no recaerá el peso sobre un solo lado.

En los casos en que la maleta tenga ruedas también es fundamental que el pequeño no se incline mucho al arrastrar o tirar de ella y sobre todo, cuidar la posición cuando baje escaleras o las suba. A veces un tirón excesivo de la mochila puede provocar una lesión.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google + Gracias :-)  

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.