Las consecuencias de usar tacones durante el embarazo

Es lógico que la mujer quiera sentirse guapa y verse atractiva, más allá del hecho de estar o no embarazada. Y es que, lo cierto es que colocarse unos tacones durante el embarazo, suele darnos ese toque femenino y estilizarnos la figura. Sin embargo, durante el embarazo, hay que tener en cuenta las consecuencias que el uso de un zapato con un tacón superior a tres centímetros puede traer.

riesgostacones3

En primer lugar, el aumento de producción de la hormona denominada relaxina hace que se ablanden, tanto la musculatura de la mujer como sus ligamentos y que, por consiguiente, aumente y considerablemente el riesgo de lesiones, tales como torceduras al andar e incluso esguinces, ya que, a veces estos accidentes ocurren de la manera más sencilla posible. Asimismo, este debilitamiento al que hacía referencia es también el causante, en algunos casos, de ciática y edemas, sin duda, otros síntomas muy comunes en este periodo.

riesgotacones2

Asimismo, y considero que lo más importante es el hecho de que el centro de gravedad de la mujer cambia conforme va aumentando el tamaño de su tripita. Por ello, el equilibrio es menor y si encima va sobre unos tacones de varios centímetros, el riesgo de perder la estabilidad aumenta. Además, si ya es común que durante estos meses por el peso que la mujer tiene que soportar debido al aumento de tamaño de su bebé, tenga dolores en articulaciones, en la zona lumbar e incluso en toda la espalda, ya que a veces, también se centra en el cuello, el hecho de llevar tacones aumentará o agravará estas dolencias.

Además los dolores no se centrarán sólo en la zona de la espalda, sino que también recaerán en tu pies y piernas. Y es que, conforme avancen los meses es normal que se riesgotacones1inflamen los pies y las piernas y el hecho de llevar tacones durante el embarazo favorecerá que aún sea mayor dicha inflamación, así como los dolores en el arco del pie, en los talones, puesto que todo el peso del cuerpo de la mujer más el del pequeño que crece en su interior estarán recayendo sobre sus pies y en el caso de zapatos de tacón, sobre la pequeña superficie que ofrece dicho calzado.

De este modo, y así lo recomiendan los especialistas, lo mejor es que, como antes dije, optes por zapatos con menos de tres centímetros de alto y que no te aprieten en exceso, sino que se adapten bien a tu pie y sean firmes, para que puedas caminar más segura y sin temor a perder el equilibrio en cualquier momento.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Compras. Guarda el enlace permanente.