Los Ejercicios de Kegel : 5 razones para fortalecer el suelo pelvico

Los Ejercicios de Kegel (1): Por qué?

Casi desde los primeros días del embarazo de mi mujer, empecé a oír mencionar los ejercicios de Kegel que, tengo que reconocerlo, no formaban parte de mi vocabulario hasta entonces.pregnancy mother and father

Mi mujer suele informarse en profundidad de las cosas pero cuando se trata de las que le afectan a ella o a su entorno llega a un detalle increíble. Lo cierto es que ha conseguido transmitirme ese espíritu que, lo puedo asegurar, acaba dando sus frutos.

Existe un músculo de nombre impronunciable (el pubococcígeo) pero que todos llaman PC o suelo pélvico, que es el principal músculo del suelo de la pelvis.

Lo primero que se le pasa a uno por la cabeza es por qué se tiene que ejercitar un músculo del que apenas conocíamos su existencia siquiera.

pubococcígeo

Pues igual que habrá quien haga ejercicios que consisten en fortalecer los músculos concretos de cada zona para realzar el pecho o para que no se caiga el culo más de la cuenta, es importante saber que mediante el fortalecimiento del suelo pélvico la futura mamá puede evitar muchos y graves problemas. Y si no creéis que puedan tener importancia, juzgad por vosotros mismos:

  1. Las mujeres embarazadas, por la mayor generación de fluidos, primero, y por el propio peso del bebé, en segundo lugar, van con frecuencia al servicio. Sin una tonificación adecuada, la incontinencia urinaria será un hecho.
  2. A la hora del parto, ejercicios diarios durante el embarazo, podrán minimizar desgarros e incluso la necesidad de practicar la episiotomía (con lo mal que se recupera después una episiotomía…).
  3. Estos ejercicios favorecerán la circulación de la sangre en la zona rectal con lo que se evitarán las hemorroides (tan frecuentes en las embarazadas).
  4. Después del embarazo y el parto, que son procesos de mucha exigencia muscular, si no se han hecho los deberes antes, la “vida normal” ya no lo será tanto. Imaginad incontinencia con cada risa, con cada tos…
  5.  Y por último, aunque no menos importante, se logra incrementar el placer sexual con lo que la vuelta a la etapa de pareja pre-embarazo se facilita.

people in love

Vosotros veréis si merece la pena dedicar unos minutos cada día durante los nueve meses previos a la llegada de vuestro hijo. Y no olvidéis, maridos del mundo, que podéis ayudar y acompañar a vuestras parejas en estos ejercicios.

Os aseguro que el parto de mi mujer fue por cauces mucho mejores (confirmado por la matrona) por haber hecho los ejercicios Kegel para el fortalecimiento del suelo pélvico.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.