Los helados, ¿son sanos y puede tomarlos un bebé?

Ayer estuvimos en la celebración de un cumpleaños de un primo (aunque lejano) de nuestro hijo y al final de la fiesta sacaron los helados.A los niños les suelen gustar los helados. Son divertidos, dulces y diferentes de cualquier otro alimento que toman.

los helados en los niños Unknown-7

El caso es saber desde cuándo se les pueden dar.Nuestro hijo ya los ha probado desde hace un par de meses, más o menos cuando cumplió el año.Aunque la clave para saber si se le pueden dar o no y cuándo es bastante sencilla.

En primer lugar hay que distinguir entre los helados que se le piensan dar. Por un lado están los sorbetes y helados de hielo y por otro los de leche (o a base de leche o yogur).

Ambos les pueden aportar vitaminas, energía extra y, en el caso de los helados con base en los derivados lácteos, proteínas animales beneficiosas.Siempre habrá que estar pendiente de que la composición de los helados no incluya lactosa o gluten si es que sabemos que nuestro hijo presenta alguna alergia o rechazo a estos productos.

Por lo demás, los helados con base agua (sorbetes y de hielo) por lo generala sólo se componen de agua y zumos de frutas por lo que si el bebé ya ha empezado con la alimentación complementaria, como las frutas es lo primero que se le da, este tipo de helados los podrá tomar sin problemas.

los helados propiedades para los pequeñosNo le aportarán las mismas vitaminas que le aporta una papilla de frutas pero algo sí les proporcionan y, sin duda, son mucho más divertidos. Eso sí, ojo, no es cuestión de atiborrarse a helados, que cualquier extremo es malo.

los helados son buenos

En cuanto al otro tipo de helados, los que tienen como base los derivados lácteos, su introducción en la “dieta” del niño dependerá de que le hayamos dado ya leche (y sus derivados) y no haya ocasionado problemas. También tendrán que haber pasado la “prueba del huevo” ya que muchos helados pueden contener algo de huevo.

En definitiva, si los componentes que pueda tener un helado se los habéis introducido en su alimentación ya y no ha tenido reacciones adversas, no habrá problema en darles el capricho que todos nos damos en verano. Os lo agradecerán.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.